Inicio»Yucatán»Está INAH al margen del proyecto del Tren Maya

Está INAH al margen del proyecto del Tren Maya

0
Compartidos
Google+

Durante la ponencia “La postura de los investigadores sobre la participación del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en la obra del Tren Maya y su Impacto en los Pueblos Originarios”, especialistas manifestaron que funcionarios del instituto se han mantenido al margen de una perspectiva coherente con la amplitud de su cometido institucional, reduciéndose éste a una dimensión superficial del patrimonio arqueológico.

Gustavo Alberto Ramírez Castilla, arqueólogo y maestro de arquitectura del Centro INAH Tamaulipas, expuso que si bien este proyecto anunciado por el presidente Andrés Manuel López Obrador busca detonar la economía, generando derrama económica local y la distribución de la riqueza entre la población, aún existen dudas sobre el impacto ambiental y arqueológico que ésta traería.

Reconoció que este proyecto ha dividido opiniones en los sectores sociales y económicos.

Agregó que el papel del INAH previa obra pública era la valoración de los trazos, de las construcciones para no dañar sitios arqueológicos en México. Sin embargo, todavía se desconoce oficialmente el trámite del trazo oficial, por lo que es imposible determinar cuántos sitios serán afectados, pero según estimaciones, serían mil 706, sin contar las edificaciones de la época colonial hasta las que datan de finales de mil 900.

Por su parte, Paul Herson, del Centro INAH Morelos, expresó que la investigación expuesta genera profunda desconfianza, de tal forma que habría que “tomarlo con muchas pinzas”.

En el pronunciamiento de académicos del INAH, denunciaron que han sido excluidos de las investigaciones previas, pues el manejo que se le ha dado a este megaproyecto por los directivos del instituto es sin mediar convocatoria abierta a los trabajadores académicos de la propia dependencia, prescindiendo de sus perspectivas y experiencia.

Exclusión, afirmaron, que ha sido notoria respecto a las investigaciones del área maya y en particular hacia quienes se dedican desde hace años al campo de la antropología social, la etnología y la historia de la región.

Aseveraron que funcionarios de la institución deben colocarse al nivel que exige el cometido de la misma, dejar de adecuarla y supeditarla a intereses que degradan su materia de trabajo y dignificar así su propio desempeño, al tiempo que sentenciaron que sus movimientos se vincularán a los intereses sociales y de la comunidad.

Noticia anterior

Listos Chaneke y Rebelde

Siguiente noticia

Creará 10 mil empleos inversión en turismo