Inicio»Yucatán»Presunta corrupción en transporte público

Presunta corrupción en transporte público

0
Compartidos
Google+

En encuentro entre legisladores y representantes de organizaciones transportistas salió a relucir la presunta corrupción que impera en el Sistema de Transporte Público, ante la falta de orden y actualizada legislación que atienda las necesidades actuales del sector, que no sólo ha debilitado la calidad del servicio sino que pone en riesgo a los usuarios.

“A la Dirección de Transporte con un mando único: el Ejecutivo, le queda muy amplio el panorama y no está trabajando acorde a las necesidades.

Hay prostitución del servicio a nivel general, ya sea camiones, taxis, camionetas, mototaxis; no hay una regulación, no existe, y caemos desgraciadamente en la corrupción”, manifestó Javier Carvajal García, representante de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) en Yucatán.

Todos seguimos viviendo en la zozobra, aseveró, porque nosotros sí tenemos que cumplir con la ley, pero del otro lado, de la parte de la ley, no vemos respuesta a la inquietud de legalizar a quienes hoy no están regulados.

La reunión tuvo como propósito enriquecer la iniciativa de reforma a la Ley de Transporte de Yucatán que propone, entre otras cosas, legalizar los mototaxis que circulan en la entidad, medio de transporte que, según los asistentes, urge legalizar para brindar un servicio seguro y eficiente.

Juan Medina Castro, de la Unión de Transporte para el Cambio de Yucatán (Untrac), manifestó que el problema de los mototaxis ya se salió de control porque todavía no existe una regularización.

Además, añadió, las autoridades interponen multas muy elevadas a los propietarios, que no pueden subsanar; de la misma manera, advirtió que hay unidades que transitan en carreteras federales que pone en peligro a los usuarios.

Juan Reynaldo Miranda, representante de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), señaló que actualmente, quien opera un mototaxi tiene que trabajar hasta 15 horas para poder sacar los gastos tanto de su casa como del mantenimiento del vehículo.

“Por eso ojalá y se dé esta regulación de ley que es necesaria, porque beneficiaría tanto a quien presta el servicio como a quien lo usa para transportarse”, apuntó.

Por su parte, Miguel Manzanero Chan, de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP), propuso la realización de un catálogo de sanciones que determine la calidad del servicio, pero que también garantice y no deje a la indefensión a los proveedores de este transporte.

Abelardo Chan Preciado, representante de la Alianza de Mototaxistas Fundadores Organizados de Mérida Yucatán (Amfomy), recordó que el mototaxi comenzó a circular hace unos 20 años, a raíz del desempleo y los salarios bajos.

“Muchos de los que iniciamos este movimiento nos encontramos dentro de la población con ingresos inferiores a la línea del bienestar. El aumento de las tasas de desempleo nos orientó a un número considerable de personas sin empleo a optar por el mototaxi como un medio de subsistencia”, acotó.

Noticia anterior

Jubilados y pensionados exigen respuesta a Vila

Siguiente noticia

Quinta edición del Festival de Chicharra