Inicio»Yucatán»Falta de especialistas certificados cobra vidas

Falta de especialistas certificados cobra vidas

0
Compartidos
Google+

Más de tres mil personas mueren al año en Yucatán por ataques al corazón y complicaciones diabéticas; y la falta de especialistas certificados agrava los problemas de atención a los pacientes y eleva el número de decesos, reveló Carlos García Rosas, presidente de la Academia Mexicana en Medicina de Urgencia.

Al anunciar el XIV Congreso Nacional de Medicina de Urgencia, que por primera vez se realizará en Mérida, el especialista mencionó que otras enfermedades con un alto nivel de mortalidad en Yucatán son las hepáticas, por la alta ingesta de alcohol, las cerebro-vasculares y los traumas por accidentes de tránsito.

“Todas estas patologías llegan a los servicios de urgencias. Por lo tanto, el médico que labora en estas salas debe estar capacitado para brindar calidad en la atención de los pacientes”, aseveró.

Agregó que el número de urgenciólogos con especialidad es muy bajo; el Consejo Mexicano de Medicina de Urgencia recientemente aplicó en la entidad un examen de certificación por segunda ocasión,  la primera fue hace 14 años, “y tuvimos aproximadamente treinta médicos”.

“Si tú ves la cantidad de médicos que laboran en los servicios de urgencia, 30 certificados no representan mucho, y habrá de uno o dos por cada servicio de urgencia”, manifestó.

Reiteró que los médicos de primer contacto, los que deben estar preparados y capacitados para poder salvar la vida de estos pacientes cuando acuden a los servicios de urgencia no son suficientes. A nivel nacional sólo cuatro mil 500 médicos cuentan con certificación en urgencias, de una población de nueve mil 500, lo que representa apenas un 30 por ciento.

El especialista señaló que este déficit, aunado a la carencia de medicamentos y demás insumos ponen al descubierto la mala situación en la que se encuentra el sistema nacional de salud, específicamente el área de urgencias, donde a diario atiende a más de cien mil consultas, lo que significa que al año cerca de 40 millones de pacientes en el país son atendidos.

Asimismo, lamentó que el actual Gobierno Federal, que encabeza Andrés Manuel López Obrador, no esté brindando los recursos suficientes para subsanar estas deficiencias en el sector salud, así como en el área educativa.

“Muchas veces los pacientes culpan a los médicos porque son ellos quienes al final dan la cara, pero hay mucho más. La gravedad es que faltan camas, medicamentos, hay una grave carencia de insumos y eso está generando  que se eleve el número de muertes al año.

Sobre el Congreso Nacional, inició ayer en Mérida, y reúne a especialistas en medicina de urgencia de México y Estados Unidos, con la finalidad de intercambiar experiencias y brindar conocimientos sobre la certificación y atención al paciente con una emergencia médica.

Noticia anterior

Víctima de accidente, en delicado estado de salud; requiere cirugías

Siguiente noticia

Piden a alcalde pago de jubilación a extrabajador