Inicio»Yucatán»Golpeador de Andrea Carrillo enfrentaría proceso en libertad

Golpeador de Andrea Carrillo enfrentaría proceso en libertad

0
Compartidos
Google+

Colectivos defensores de los derechos de las mujeres expusieron su enojo, indignación e impotencia por el amparo concedido al karateca Christian de Jesús C.D. para que sea juzgado por el delito de lesiones y violencia familiar luego de golpear a su expareja Andrea Marisol Carrillo Mendoza, hasta el grado de dejarla inconsciente en noviembre del 2018.

La agresión dejó a Andrea varios días internada en una clínica particular de la capital yucateca, lo que derivó en la imputación del delito de intento de feminicidio por parte de juzgados yucatecos, sin embargo, un magistrado federal reclasificó el crimen, por lo que deberá comparecer de nuevo ante la justicia local, que decidirá si lo mantiene en prisión o puede enfrentar su proceso en libertad.

El pasado 4 de diciembre trascendió que el Décimo Cuarto Tribunal Colegiado en Materia Penal y Administrativa con sede en Yucatán, otorgó finalmente, tras haberlo buscado en dos ocasiones anteriores al comienzo de su proceso, un amparo al agresor, mismo que aunque no ha permitido la liberación del acusado, deja abierta la posibilidad de que el resto del juicio lo haga en libertad, que la acusación de feminicidio sea descartada y se apliquen nuevas medidas cautelares.

Ante esta situación, la Agenda de las Mujeres para la Igualdad Sustantiva en el Estado de Yucatán (Amisy) señaló la gravedad de la posibilidad de que quede libre, y destacó la responsabilidad que tendrán los magistrados que otorgaron el amparo en lo sucesivo.

“Esperamos que sí le mantengan la prisión oficiosa a Cristian, básicamente por las dos razones que contempla el Código, porque hay peligro que evada la ley, que se escape, pues su familia es de otro Estado de la República”, comentó Eugenia Núñez Zapata, integrante de esa organización.

Aseguró que los magistrados están tomando decisiones sin perspectiva de género. “Es el muy particular punto de los magistrados que obviamente no están juzgando con perspectiva de género y sus intereses no están para preservar la vida de una joven sino tal vez tienen la intención de un bien material que puedan recibir a cambio”, apuntó.

El amparo dicta que se puede reclasificar el delito, lo que pudiera alejarlo de un posible feminicidio.

Noticia anterior

Justifican funcionarios nuevos gravámenes

Siguiente noticia

Más de 60 artesanos en Expo Venta Maya