Inicio»Yucatán»Basurero contamina playas de Progreso

Basurero contamina playas de Progreso

1
Compartidos
Google+

Debido a la contaminación que genera la descarga de desechos al mar provenientes del basurero de Progreso, la intención del Ayuntamiento de ese municipio es la búsqueda de la certificación “Blue Flag” que se encuentra en riesgo.

“Sería desafortunado que traten de obtener mayor atracción turística, pero no se dan cuenta de lo que en realidad está sucediendo y del peligro de la salud en el que se involucra a muchas personas, no sólo a progreseños sino a turistas, tanto nacionales como internacionales. Sería muy desafortunado que una institución extranjera viniera y les diera cuenta de lo que ahí están haciendo”, manifestó el especialista en auditoría ambiental, Isaías Canul Martínez.

El ambientalista descalificó la intención del alcalde Julián Zacarías Curi por buscar este nombramiento, aseguró que las playas sufren contaminación desde hace años.

“Esto se debe a que las aguas podridas del basurero de Progreso van directamente a las playas de Chelem, Yucalpetén y Progreso”, denunció.

Aunque la Norma Oficial Mexicana (NOM) 083 prohíbe el asentamiento de un basurero en zonas marinas, manglares, esteros, pantanos, humedales, planicies, aluviales, fluviales, recarga de acuíferos, cavernas, fracturas o fallas geológicas, Canul Martínez afirmó que este basurero a cielo abierto está violando la ley.

 

DESEMBOCA AL MAR

“La membrana geotérmica que va debajo de los lixiviados, que impide el paso al manto freático ya no existe, así que está colando directamente el lixiviado que va al acuífero de descarga que va directamente en desembocadura al mar”, indicó.

Hace algunos ayeres, ante la búsqueda de la exalcaldesa Reina Mercedes Quintal Recio de la creación del relleno sanitario de Progreso, en 2009, realizó las gestiones pertinentes, sin embargo, la entonces Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) confirmó que bajo el actual basurero “está localizado un acuífero de tipo libre” y se le fue negado tal permiso.

“Es un acuífero de descarga, viene de Mérida, atraviesa todo el norte de la ciudad, pasa por Flamboyanes, Paraíso y desemboca en Progreso, pues obviamente todo el líquido, el lixiviado va destinado al mar”, señaló.

Agregó que el basurero ya rebasó sus límites desde el 2013.

“El Ayuntamiento, Prolimpia, en el sur de Progreso; Ocean Green y las congeladoras cada semana o cada cinco días vienen a tirar madera y bolsa del pulpo que le sobró”, reveló uno de los trabajadores de este basurero que pidió anonimato por temor a represalias.

Cabe destacar que al inicio de la actual administración panista, la empresa Servilimpia trasladaba basura directo al relleno sanitario de Mérida, “pero de la noche a la mañana dejaron de venir, dejaron su montadura acá y no regresaron. Incluso, la semana pasada se llevaron uno que tenía mes y medio acá por el mismo Ayuntamiento, porque ellos no regresaron”, añadió el trabajador.

Por su parte, la Comuna, en voz del director de Servicios Públicos y Ecología, Karim Did López, confirmó que en búsqueda de la certificación Blue Flag limpian las playas de basura que expulsa el mismo mar.

“Lo que es el mar te arroja lo que son los residuos a la orilla, todo esto es a partir de la orilla hacia la calle”, dijo el funcionario.

El director negó que esta área esté funcionando como relleno sanitario, pero sí aceptó que el basurero sigue acumulando más basura todos los días.

“Los últimos datos que teníamos era entre 80 a 100 toneladas que generaba Progreso y sus comisarías al día. Actualmente no está trabajando como relleno sanitario, siendo transferencia y es ahí donde llega toda la basura”, refirió.

Noticia anterior

Revela Kulubá nuevos secretos de cultura maya

Siguiente noticia

Panaderos quieren Récord Guinness