Inicio»App»Bajo lupa obras de exedil Rosas

Bajo lupa obras de exedil Rosas

0
Compartidos
Google+

Por sobreprecio, asignación directa a empresas de reciente creación y mala calidad del trabajo y material, entre otras anomalías, el Órgano Interno de Control investiga varias obras —entre ellas el Galeón Pirata, que a cuatro meses de inaugurado exhibe deterioro— del trienio de Óscar Román Rosas González.

El alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus reveló lo anterior, y juró que para evitar este tipo de actos que dañan el patrimonio, en su administración los trabajos asignados no excederán el 18% del valor, y los prestadores de servicios tienen que cumplir requisitos que garanticen calidad.

—¿Cuánto destina al mantenimiento del Galeón Pirata, cuyas velarias están rasgadas, la madera dañada, el sistema de agua inservible y la pintura decolorada?, se le preguntó.

—Esa y otras obras están en proceso de investigación por parte del Órgano Interno de Control, y las indagan por costo, calidad, falta de licitación en una injustificada obra de dos millones 600 mil pesos, a causa de sobreprecio, respondió.

Las hicieron mal —agregó—, es daño patrimonial doble, pues nos queda claro que sólo aguantó la inauguración y tiempo después vemos que ya no se encuentran en lo que nos prometieron.

Es injusto —subrayó—, pues un recurso que debería rendir termina siendo una burla para todos. Es un monumento a la corrupción y al cinismo de gobiernos que no valoran realmente lo que es invertir un recurso público.

Y Gutiérrez Lazarus arremetió: “Todas las obras que se hicieron en la administración de Rosas González, estuvieron hasta en 40% por encima del costo que realmente era, y ahora lo bajamos al 18 por ciento”.

Cada constructor no va a llevarse más del 18% de utilidad, se les planteó y algunos accedieron, otros no, pues antes tenían que repartir del 20 porcentual y se quedaban otro tanto igual, por eso este año lo ajustamos para hacer más, aseguró.

Son obras hechas y en proceso que dejaron comprometidas y sin licitarlas, es decir, estaba el recurso e hicieron las asignaciones a unos cuantos empresarios, quienes se quedaron con más de 20 millones de pesos, dinero que debió ser ejecutado en acciones en el cierre de año.

Evadir procedimientos de asignación de obras millonarias fue para crear empresas al vapor, por eso ahora como candado exigimos registro adecuado de proveedores, que tengan licencia de funcionamiento y estén dados de alta con dirección local, entre otros requisitos que garanticen su existencia.

 

SUPERVISORES

CESADOS

Además —continuó—, cesamos a los supervisores de obras por prestarse a esta corrupción, pues, por ejemplo, el proyecto del Centro Médico de la 20 de Noviembre, indicaba hasta escaleras, pero no las hay. Firmaron para justificar el pago de la primera o segunda estimación pese a que ni habían iniciado los trabajos.

Para aprobar cada contrato —explicó Gutiérrez Lazarus—, hay que considerar costos futuros, no es sólo hacer el negocio y dejar la encomienda al que sigue y adjudicarle falta de mantenimiento, cuando obras como el Galeón Pirata deben ser incluidas en los presupuestos por tener gastos fijos.

Lo mismo pasa con el malecón costero. ¿Cuánto costó?, no sabemos, y ni hay contratos ante la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Hay una serie de vicios, como la cimentación, que significó erogar más de 100 millones de pesos, y una muestra de la eficiencia es el barco.

Finalmente, el edil recalcó que la administración anterior creó empresas a las que con menos de un año de historia les otorgó los recursos, algo que la Auditoría Superior del Estado nunca observó ni cuestionó.

Noticia anterior

Portada Carmen

Siguiente noticia

Se desinfla producción del Ku-Maloob-Zaap