Tribuna Campeche

Diario Independiente

Atraso de 2 meses en obra de Diavaz

Da click para más información

La pavimentación con concreto hidráulico de la calle 35-A, entre 48 y 56 de la colonia Fátima, lleva atraso de dos meses, y comerciantes confirmaron que la empresa Diavaz no tiene ni el 10 por ciento del personal que requiere para entregar en tiempo y forma la obra, que es fomentada con recursos del Programa de Apoyo a la Comunidad y Medio Ambiente (Pacma), que administra Petróleos Mexicanos (Pemex).

A nombre de varios dueños de negocios, Arturo Gómez Juárez, propietario de una pastelería, explicó que hay pocos trabajadores activos, y pareciera que no les interesa concluir los trabajos, lo que no sólo los afecta a ellos, sino al propio DIF-Carmen.

Un ejemplo son las instalaciones del Inapam, donde los beneficiarios no pueden integrarse a programas porque la calle parece zona de guerra. Hay material regado en toda la arteria, que desemboca a la avenida Juárez.

“Desde que inició la pavimentación hemos tenido muchos problemas, pues nuestras ventas han bajado enormemente, a pesar de que pensé que iba a ser más ágil, pero ya transcurrieron más de 60 días y no hay avance”.

Entre los negocios hay pastelería, venta de piñas, tapicería, tlapalería y peluquería, los cuales permanecen cerrados, y todo por culpa de Diavaz, recriminó Gómez Juárez.

Las autoridades locales, en este caso de Obras Públicas, deben tomar en cuenta nuestro reclamo, porque de alguna forma pueden presionar a la compañía para que agilice los trabajos.

Pemex asignó la obra a Diavaz, pero la situación actual da la impresión de que se carece de presupuesto para contratar al personal necesario para avanzar en tiempo y forma. “Estamos hablando de una empresa que ahora es socialmente irresponsable”, recalcó.

Por la magnitud del trabajo, esta compañía no tiene ni el 10 por ciento de los trabajadores que debería estar ocupando, y quienes están asignados llegan cuando quieren o pueden. Además, pararon varios días el cambio de tuberías de agua potable, por supuesta falta de material.

Aquí el tema —prosiguió Gómez Juárez—, es que el Ayuntamiento intervenga para que ya no nos perjudiquen mucho, pues no creo quiera hacerse responsable de las pérdidas económicas que tenemos. “Ya basta de tanto atraso”, reclamó.