Tribuna Campeche

Diario Independiente

Tres horas esperaron los pobladores para la verificación de sus tierras.

Cuestionan labor del personal de Bienestar

Da click para más información

POC BOC, Hecelchakán.— Pobladores de la localidad fueron citados por personal de Bienestar desde las siete de la mañana para la verificación de terrenos, como parte del programa de apoyo anual por un monto de tres mil pesos por hectárea.

Sin embargo, el comisario ejidal Efraín Cimá lamentó la desorganización ya que los funcionarios no sabían cómo realizar su trabajo e incluso hasta las 9:00 de la mañana ese proceso no había comenzado.

Hubo dimes y diretes entre ambas partes, pues los pobladores acusaron al personal de la dependencia de trato déspota. En un principio fueron organizados por grupos y al final, en palabras de la encargada, las cosas se iban a hacer a su manera.

Fue hasta las 10 de la mañana cuando comenzaron las verificaciones en las parcelas. De acuerdo con la información dada en ese momento, el objetivo era evitar duplicar pagos de los programas federales.

Por cada grupo, el tiempo aproximado fue de cuatro horas, por lo que a las dos de la tarde no había finalizado la inspección, tras la cual se llenaba la solicitud para el apoyo.

José Chan Cimá y Alberto Coox Pech confirmaron que hubo mala organización y las camionetas disponibles para el traslado a las parcelas, fueron insuficientes.

Los protocolos de salud no se cumplieron, pues no hubo sana distancia ni gel antibacterial, incluso la gente y los servidores de la nación no portaban cubrebocas.