Inicio»App»Irregularidades en muerte de un joven en la SPSC

Irregularidades en muerte de un joven en la SPSC

0
Compartidos
Google+

De asfixia habría muerto E.C.V., de 21 años de edad, que el lunes 7 de marzo se encontraba bajo custodia de la Policía Estatal (PE), tras ser asegurado por allanamiento de morada y trasladado a las instalaciones de la Secretaría de Protección y Seguridad Ciudadana (SPSC), en lugar de ser puesto a disposición del Ministerio Público o llevado a un hospital por la herida que presentaba.

A más de una semana de los hechos, la Fiscalía General del Estado de Campeche ha guardado total hermetismo. Su titular, Renato Sales Heredia, no ha concedido ninguna entrevista, escudándose en la “veda electoral”.

Fuentes no oficiales revelaron que las investigaciones sobre la muerte del joven las lleva a cabo el personal de la Vicefiscalía General para la Atención de Delitos de Alto Impacto. Aparentemente, señalaron, la causa de la muerte habría sido por asfixia. No revelaron mayores detalles.

La propia SPSC admitió en un comunicado que los oficiales observaron que el joven estaba herido y que solicitaron una ambulancia —que no había en ese momento—, y sin embargo, en lugar de llevarlo a un sanatorio —como indica la ley y los protocolos— decidieron trasladarlo a la corporación policiaca.

Esto a pesar de que el asegurado presuntamente había cometido el delito de allanamiento de morada, y de acuerdo a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, debió ser puesto de manera inmediata a disposición del Ministerio Público.

El presidente del Colegio de la Barra de Licenciados en Derecho, Manuel Iris Balán, coincidió en que  fue ilegal la detención, ya que en primera instancia debió ser trasladado al Ministerio Público por la probable comisión de un delito, además de que podrían considerarse otras irregularidades en torno a la muerte del joven de 21 años de edad en los separos de la Secretaría de Protección y Seguridad Ciudadana.

Es fundamental conocer los resultados de la necropsia para deslindar las responsabilidades, indicó, ya que incluso pudiera estar involucrada la persona que permitió el ingreso del hoy fallecido a los separos, cuando su condición de salud era crítica. Además debió avisar al Centro Nacional de Detenciones.

Curiosa o extrañamente lo llevaron a las instalaciones de la policía, cuando en teoría estaba lesionado. Habría que ver qué tipo de lesión tenía y qué tan urgente era. Habrá que hacer la separación de lo ocurrido, por una parte la detención y posterior pérdida de la vida. Es indispensable conocer las causas de la muerte, para saber si hubo dolo o alguna otra actitud que merezca sanción, consideró.

Noticia anterior

Diputados defienden de ‘ataques’ a Layda

Siguiente noticia

Rechaza INE reubicar las casillas para la consulta