Inicio»App»Rebasan demandas a personal del Issste

Rebasan demandas a personal del Issste

0
Compartidos
Google+

Al admitir que son entendibles las quejas de los derechohabientes por el mal servicio y el desabasto de medicamentos en la clínica-hospital del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (Issste), el dirigente sindical de la Sección X, Humberto Manuel de Atocha Minaya Sánchez, reiteró que desde hace años el número del personal y la infraestructura no han cambiado.

Es por ello que para atender a casi 106 mil derechohabientes, que van en aumento, hay sólo 42 médicos generales, 100 doctores especialistas, y 243 enfermeras.

La Dirección General en Campeche —agregó—, nada más realiza trabajos paliativos en la infraestructura médica del Issste, conformada por cinco unidades de primer nivel en Calkiní, Champotón, Escárcega, Hecelchakán y Hopelchén, por eso es la misma desde hace años. “En Hopelchén tratan de construir una unidad más grande, al igual que en Champotón”, adelantó.

Pero en las dos unidades de segundo nivel de atención sucede lo mismo: hace dos años comenzaron trabajos de remodelación en la Clínica 10 de Ciudad del Carmen, pero no han podido entregar por completo las áreas para la atención  hospitalaria. Ha sido por etapas, pero no son funcionales.

El “Dr. Patricio Trueba de Regil”, un hospital bastante antiguo, cumplirá este octubre 47 años de fundación, y desde hace tres tiene inhabilitada un área de atención de medicina interna, pues vino una empresa y no ha concluido los trabajos; también repercutió la patología emergente por el SARS-CoV-2.

En resumen, no ha habido cambios en los 46 consultorios, de los cuales 22 son de medicina general o familiar, 13 de especialidad y tres de odontología; mientras las áreas de urgencias están en el “Trueba de Regil”, Carmen y Escárcega.

De las camas, apenas hay 48 censables: 41 para  adultos y siete para niños, de las cuales 10 están en Carmen y las demás en Campeche. Además, se dispone de tres quirófanos, aunque no ha habido ninguno más.

Sin embargo, en la capital realmente hay 20 camas disponibles, porque sigue deshabilitado el primer piso que correspondía a medicina interna.

Con la reconversión —continuó Minaya Sánchez—, hubo momentos en que el “Trueba de Regil” cedió para atender a pacientes con Covid-19, y llegó a tener a más de una centena, cuando su capacidad es de 30.

 

CARENCIAS

El personal profesional de la salud tampoco ha incrementado, los médicos generales familiares son 42, los especialistas 100, y hay 243 enfermeras para atender a 106 mil derechohabientes; “es imposible, nos hemos visto rebasados”, asentó.

En los últimos cuatro años, han emitido peticiones y manifestado las necesidades en cada uno de los comités, tanto en Planeación como en Escalafón y en Bolsa, pero no hay avance alguno, lamentó.

Incluso la nueva administración tiene conocimiento de la grave situación que se enfrenta, y de las múltiples quejas de los derechohabientes se ha informado al subdelegado José Ricardo Parra Dáger, y al delegado administrativo, José Antonio Carranco Gómez.

“Muchas ocasiones hemos presentado la solicitud a cada uno de ellos, hemos sido portavoces de todas las quejas de los trabajadores sindicalizados, pero no ha existido respuesta”.

Minaya Sánchez afirmó que el personal de base hace hasta lo imposible por poder dar la cobertura, “pero es claro que durante mucho tiempo hemos estado rebasados; desafortunadamente no se puede otorgar el servicio de manera correcta e inmediata aunque tengamos mucha intención, es imposible poder cumplir en dos lugares al mismo momento”.

Por último, especificó que el 55 por ciento de los derechohabientes se atiende en la ciudad capital en la clínica-hospital “Dr. Patricio Trueba de Regil”; sólo el 10 porcentual en Ciudad del Carmen, otro 10 en Calkiní, el cinco en Escárcega y en Hecelchakán, el tres en Champotón, el cuatro en Hopelchén, y el dos en  Seybaplaya y Candelaria, mientras en Tenabo queda uno por ciento.

Noticia anterior

Pedalea con tu policía fracasó

Siguiente noticia

Desaprueba Pozos lo que elogió y aprobó