Tribuna Campeche

Diario Independiente

Ordena Layda ‘rasurar’ padrón de los ribereños

Da click para más información

El ordenamiento pesquero ya generó los primeros descontentos entre representantes del sector ribereño, quienes acusan que el Instituto de Pesca y Acuacultura en Campeche (Inpesca) deja fuera a cientos de compañeros, al poner como requisito el permiso de pesca emitido en la Capitanía de Puerto, pues implica sólo agregar a dos pescadores por embarcación.

José del Carmen Mendoza Gallegos, presidente de la Federación de Sociedades Cooperativas Pesqueras Ribereñas “Rebeldes de la Caleta”, denunció que la intención de la autoridad estatal es “rasurar” el padrón a través de artimañas, para no entregar recursos como el de empleo temporal, lo cual es orden de Layda Sansores.

Cuando acudimos a los primeros días del ordenamiento, nos pidieron requisitos y con papel en mano algunos consiguieron la información, incluyendo el referido permiso en Capitanía, pero muchos no saben ni leer ni escribir y no se percataron que en ese documento sólo agregan a dos trabajadores.

“Nada más nos están aceptando dos por lancha y pega uno de brincos, pero ya no pudimos hacer más, entonces algunos compañeros no aprobaron el estar inscritos, porque si tengo cuatro permisos con 15 trabajadores sólo van a censar a los ocho escritos en el permiso, y esta regla nunca la marcaron así”.

Para Mendoza Gallegos, el problema surgirá el próximo mes, cuando sea ordenada la entrega del apoyo por empleo temporal o veda, pues verificarán cuántos verdaderos hombres de mar no recibirán el recurso. “La intención del Gobierno del Estado, a través del Inpesca, es debilitar al sector”, sentenció.

“No permitiremos que nada más salgan unas cuantas personas que se hayan apuntado. Lo que hizo el Inpesca fue un desmadre, lo cual es orden de la señora Layda Sansores. Quieren debilitar al sector pesquero, pero no nos vamos a dejar; la próxima semana nos reuniremos los presidentes de federaciones a cuyos trabajadores dejaron fuera”.

Mendoza Gallegos sostuvo que el ordenamiento pesquero buscaba fijar la realidad, pero si a esa realidad le anteponen triquiñuelas burocráticas, el resultado será la entrega de ínfimos recursos al sector.

Todo indica que quieren hacer menos para que cada vez sea más bajo el apoyo para un sector que se extingue, y cuyos integrantes terminan en las calles a consecuencia de la falta de ayuda, lamentó el dirigente.

“Se supone que el eslogan de la 4T va encaminado a hacer bien las cosas, pero esas actitudes sólo demuestran que tienen como meta disminuir al sector y darles una bicoca”.

Esperemos que estén conscientes de las medidas que tomaron, porque de nuestra parte haremos valer lo que por derecho nos corresponde. Exterminan a los verdaderos ribereños, acusó Mendoza Gallegos.