Tribuna Campeche

Diario Independiente

Protestan por trailero perdido

Da click para más información

Familiares del trailero Jorge Reynoso Gutiérrez, de cuyo paradero no tienen noticias desde noviembre pasado tras un accidente en el malecón de la colonia Puntilla, se manifestaron durante tres horas en la caseta de cobro del Puente Zacatal, cuyas plumas levantaron dos horas para “exentar” del pago a usuarios.

Mireya, María y Emmanuel Reynoso Gutiérrez, hermanos del desaparecido, y cinco personas más, llegaron a las inmediaciones de la caseta. Habían convocado a las 10 de la mañana para marchar hasta la Vicefiscalía, donde acusaron a elementos de la Guardia Nacional de desaparición forzada.

Cartulinas y lona en manos con leyendas donde exigían a la Vicefiscalía General Regional de Justicia del Estado entregar resultados de las investigaciones, afirmaron que hasta el momento, la Guardia Nacional no colabora con las investigaciones, aunque los mandos tienen conocimiento de los hechos.

“Hay que recordar que la noche del 21 de noviembre de 2021, una patrulla de la Guardia Nacional venía detrás del camión de la empresa Tres Guerras, que conducía mi hermano, sin embargo, hasta ahora no sabemos qué pasó después del accidente”.

Revelaron que en el caso de la caseta de cobro, como en las del resto del país, hay cámaras de vigilancia, pero de manera sospechosa nos dijeron que ese día no funcionaron, por eso no se puede precisar si Jorge conducía la unidad cuando pasó por este tramo.

Los avances en las investigaciones son mínimas, no hay resultados, y prácticamente hasta el momento no se tienen más datos del caso.

Cerca de las 10:30 horas, los manifestantes bloquearon los dos carriles de la caseta, con dirección a Carmen, y minutos más tarde los volvieron a abrir.

Como a las 11:00 horas, decidieron liberar del cobro los cuatro carriles, y anunciaron que hoy harán lo mismo.

Minutos más tarde arribaron unidades de la Policía Estatal Preventiva (PEP) y de la Dirección de Seguridad Pública, Vialidad y Tránsito (DSPVYT), para exhortar a los manifestantes a liberar la caseta de cobro, lo cual hicieron pero horas más tarde.