Inicio»App»Queman a niño por ser otomí

Queman a niño por ser otomí

0
Compartidos
Google+

Fue una maestra quien les habría dado los elementos a los dos menores agresores

Juan Pablo Vergara, un menor de 14 años, sufría de bullying por ser otomí y no hablar bien el español, el niño fue rociado con alcohol y quemado dentro del salón de clases por dos de sus compañeros, la maestra, quien también está involucrada en el hecho, lo trasladó al Hospital de la comunidad El Salitre, en la capital de Querétaro.

La madre de la víctima relató que fue su maestra quien les habría dado el alcohol a los dos agresores, con el que rociaron la silla de Juan Pablo, quien al sentirse mojado, se puso de pie, y antes de poder quitarse la prenda húmeda uno de los niños le prendió fuego con un encendedor. Su condición hasta el momento es delicada, le han realizado al menos dos cirugías reconstructivas, tiene quemaduras muy profundas por lo que necesitará injertos de piel.

Se dio a conocer que autoridades educativas no informaron de inmediato lo ocurrido y fue la maestra quien lo trasladó sola a una clínica para su atención, sin pedir una ambulancia para la valoración del menor.

Ante la controversia, padres de familia se manifestaron afuera de la telesecundaria para exigir justicia ante esta agresión, pues el menor era acosado por ser originario de una comunidad indígena de Amealco y hablar su dialecto.

El padre de Juan Pablo, dio a conocer que desde principios de este año su hijo ya se rehusaba a asistir a la escuela y pedía que lo cambiaran de aula, ante la petición, la directora de la telesecundaria negó el cambio bajo el argumento de que no existían elementos para justificarlo y que no había cupo en otros salones.

Raúl Iturralde Olvera, Coordinador de la Unidad de Servicios para la Educación Básica, informó que los dos menores señalados de agredir a Juan Pablo fueron dados de baja de la secundaria, sin embargo, no se pueden girar órdenes de aprehensión hacia los dos menores que agredieron a Juan Pablo.

La Fiscalía de Querétaro y La Unidad Especializada en Justicia para Adolescentes realizan las investigaciones, los servicios periciales han valorado las lesiones provocadas en el adolescente y con base en ello, se dará continuidad al proceso penal hasta el total esclarecimiento de los hechos.

Fuente: El Financiero

Noticia anterior

“Levanta” comando armado a ocho trabajadores en Xcalak

Siguiente noticia

Portada