Tribuna Campeche

Diario Independiente

Industria petrolera manchada con sangre de los trabajadores: Contreras

Da click para más información

DESDE HACE APROXIMADAMENTE TRES AÑOS OCURREN ACCIDENTES FRECUENTES, ASEGURA

Mientras persista la corrupción entre los supervisores de Petróleos Mexicanos (Pemex), no se implementen programas efectivos de mantenimiento preventivo y correctivo, continuarán ocurriendo accidentes y muertes, para manchar con sangre de los trabajadores a la industria petrolera, afirmó Rolando Contreras Martínez, presidente de la Asociación de Supervisores de Seguridad Industrial de Campeche.

Explicó que aun cuando se debe esperar el resultado de las investigaciones y del Análisis Causa Raíz (ACR), del accidente en la plataforma Wets Coraugeous, propiedad de la empresa Seadrill, evidente que el desprendimiento de la grúa de esas instalaciones es producto de la falta de mantenimiento adecuado.

Aseveró que desde hace aproximadamente tres años, en las instalaciones petroleras y de compañías diversas, se han registrado accidentes frecuentes, en los que los ACR siempre responsabilizan al trabajador.

“Principalmente en los casos de consecuencias fatales, donde los presuntos responsables, no pueden defenderse, pero la realidad es que no se les da el mantenimiento adecuada a las estructuras”.

Precisó que en el más reciente accidente, no se puede decir que el desprendimiento de la grúa fue producto de un error humano, “ya que esa situación es provocada por muchos meses e incluso años de falta de mantenimiento a la estructura, lo que provocó que la corrosión dañe los soportes y permitiera su precipitación al mar”.

En el trágico accidente en la plataforma de Perforación Autoelevable West Courageous, propiedad de Seadrill de México, la pesada estructura se desprendió desde su base para desplomarse y caer al mar para impactar la embarcación Nautla, la cual resultó con daños regulares, en el momento que los dos operadores de la grúa siniestrada realizaban el cambio de guardia a bordo de la instalación petrolera, sostuvo.

Subrayó que son los supervisores de contrato los responsables por parte de Pemex de vigilar el cumplimiento de los compromisos de las empresas, entre ellos, que cuenten con los equipos que sean necesarios, “pero es evidente que no lo hacen, sino que permiten que ocurren irregularidades, a cambio de dádivas y regalías”.

“Es necesario frenar esas acciones que manchan con sangre a la industria petrolera del País, ya que si bien es cierto, el sector energético es de alto riesgo, también es lo que la corrupción permite, que las probabilidades de accidentes aumenten, principalmente por la falta de mantenimiento adecuado”.

Para finalizar, exhortó a las autoridades ministeriales, no dejar esa muerte impune, sino que se haga una efectiva investigación y se sanciones a los responsables, aun cuando esos sean por omisión.