Tribuna Campeche

Diario Independiente

Familias viven con miedo por la ola de ejecuciones en el Estado

Da click para más información

La inseguridad es por culpa del Gobierno morenista

HOPELCHÉN.— La inseguridad es por culpa del Gobierno Estatal morenista que encabeza Layda Sansores San Román. No sabe cómo frenar la ola de ejecuciones, y, por lo tanto, las familias viven con miedo.

Expuso lo anterior, Carlos Martín Ríos Caamal, líder del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Municipio, adscrito a la CNC, y afirmó que hasta los últimos meses del anterior sexenio priísta, había paz y tranquilidad en la entidad.

El caso más reciente fue de este viernes por la madrugada. Ejecutaron al gerente y un velador de la gasolinería de la comunidad Alfredo V. Bonfil, que derivó de un asalto con violencia y a mano armada.

Señaló que es alarmante el incremento de inseguridad en Campeche y se espera venir más ejecuciones, porque hay un reacomodo y pleito de los cárteles que quieren meterse al Estado.

Se han registrado ejecuciones en el sur del Estado, El Carmen y la capital, y ahora en Bonfil, y próximamente podría abarcar en los demás Municipios, entre ellos Hopelchén, lo cual es preocupante, añadió.

Ríos Caamal atribuyó que la inseguridad en Campeche se debe a la falta de adecuada estrategia de seguridad y en la incapacidad de los jefes policiacos, aunado a la llegada de gente foránea como parte del Gobierno del Estado.

Ante ello, exigió a Sansores San Román, al fiscal Renato Sales Heredia y a la jefa de Seguridad Pública, Marcela Muñoz Martínez, que se pongan a trabajar en beneficio de los campechanos, y dejen de estar haciendo show y persiguiendo a políticos campechanos para reflejar venganza, y si no tienen capacidad, que renuncien.

Por su parte, Víctor Dzul Cabrera, Dean Baeza Buenfil, Felipe Pech Chin, Rudecindo Matos Can y Luis Alberto Pool Novelo expresaron que las familias cheneras viven con miedo ante nulos resultados de las autoridades estatales en seguridad.

Exigieron a la gobernadora que si Renato y Marcela no están dando resultados positivos en ese rubro, que los destituya y ponga en su lugar a gente que sea de Campeche y pueda garantizar seguridad, paz y tranquilidad.

Coincidieron que en el Municipio urge reforzar la vigilancia policiaca, faltan más patrullas y agentes policiacos, pues 40 elementos para Los Chenes son insuficientes.

Recordaron que ha habido asaltos a mano armada en caminos de terracería y en negocios de comunidades menonitas.

Luego de que la encuesta del Inegi revelara que más del 60 por ciento de la población se siente insegura en sus ciudades, los cheneros sondeados se sumaron a la estadística.