Tribuna Campeche

Diario Independiente

En la calle 40 de la colonia Santa Rosalía, los enfurecidos repartidores rompieron los vidrios laterales y causaran abolladuras a la camioneta.

Mandaditos causan zafarrancho

Da click para más información

EBRIO AUTOMOVILISTA CHOCÓ DOS DE SUS MOTOCICLETAS Y HUYÓ.

CIUDAD DEL CARMEN.— Grupo de mandaditos armaron tremendo escándalo en la colonia Santa Rosalía, con el argumento de que ebrio automovilista había chocado dos de sus motocicletas y tras darse a la fuga se atrincheró en su domicilio, donde desde una de las ventanas los amenazó con arma de fuego.

Alrededor de las 20:50 horas de antier, grupo de al menos 10 motociclistas se abarrotaron abajo del domicilio ubicado en la calle Niños Héroes por avenida Corregidora.

Argumentaron que el alcoholizado conductor de la Mazda, CX-7, color gris oscuro, con placas DHY-50-88 del Estado, chocó dos de sus vehículos en la vialidad 40 y después comenzó la persecución, ya que el supuesto responsable prefirió escapar para evitar hacerse responsable de los daños.

El sospechoso logró ingresar a su domicilio para atrincherarse y no salir, así que se asomó por la ventana para hacerse de palabras con los repartidores que estaban furiosos.

Esto provocó que los enfurecidos sujetos rompieran los vidrios laterales y causaron abolladuras a la camioneta, por ello, los agentes de la Dirección de Seguridad Pública arribaron para tomar el control de la zona y verificar lo sucedido.

Según los motomandaditos, el tipo les mostró una pistola con la que supuestamente los apuntó, aunque, el dueño de la casa se asomó para comenzar nuevamente los dimes y diretes.

Los agentes explicaron que el caso sería turnado ante el Ministerio Público para el deslinde de responsabilidades, así que las tres unidades motrices serían enviadas al corralón.