Tribuna Campeche

Diario Independiente

En el marco del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, la enfermera Gaby desempeña su labor con amor y dedicación, como lo ha hecho por más de 21 años a pesar de su discapacidad motriz.

Pese a su discapacidad Gaby trabaja por la salud

Da click para más información

Gaby, enfermera del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), a pesar de presentar discapacidad motriz trabaja por la salud de todos, y como si fuera su primer día en la dependencia; su condición no imposibilita su servicio a favor de derechohabientes y usuarios.

En el marco del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, la enfermera Gaby desempeña su labor con amor y dedicación, como lo ha hecho por más de 21 años a pesar de su discapacidad motriz.

Ella perdió la funcionalidad correcta de sus rodillas cuando tenía 36 años. Fue diagnosticada con gonartrosis, enfermedad articular crónica, degenerativa y progresiva que consiste en la pérdida del cartílago articular, la formación de osteofitos (protuberancias óseas), y la deformación de la articulación.

Hace 12 años atendió de manera inmediata los primeros síntomas, en ese entonces, el especialista detectó un desgaste severo de tercer grado en la rodilla derecha, similar al de una persona mayor de 70 años, por lo que tuvo que ser intervenida de urgencia.

“Esto cambió mi vida drásticamente, mi rol como madre, ya que mis hijos aún estudiaban y dependían sólo de mí; afectó mi estado físico y emocional, gracias al amor de mi familia fui superando este proceso, aceptando mi condición y valorando la vida que tengo”.

Tras seis meses en rehabilitación, Gabriela enfrentó secuelas de movilidad y desplazamiento. Sin embargo, el servir con amor y entrega la llevan a continuar su vida profesional en el área de terapia física de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) No. 13, en Concordia.

Gaby, como la conocen sus compañeros, reconoce que la vida la sorprendió.

“Vivir con una discapacidad es un reto. He logrado salir adelante, he podido superar los obstáculos, me gusta mi trabajo, la discapacidad que tengo me hace más sensible, más empática, puedo escuchar a mis pacientes del área de terapia física y darles palabras de aliento”.

La enfermera de la UMF No. 13 agradeció al IMSS por ser una institución noble, incluyente, que le ha brindado la oportunidad de desarrollarse profesionalmente, donde se garantiza el derecho a los servicios y atención a usuarios sin discriminación.