Inicio»Carmen»Vándalos saquean el parque Gloria Noriega

Vándalos saquean el parque Gloria Noriega

0
Compartidos
Google+

El pasado 27 de septiembre del 2012 en la colonia “San Carlos” se cortó el listón inaugural del parque “Gloria Noriega Requena” en donde se invirtieron 2 millones 233 mil 119 pesos con 40 centavos. Ahí se modernizaron mil metros cuadrados de superficie que incluye la renovación de la instalación eléctrica e iluminación, además de la inserción de áreas de juegos para el sano esparcimiento de la comunidad carmelita, sin embargo actualmente luce totalmente abandonado, vecinos y habitantes de ese polígono de la ciudad, repudian y acusan a las autoridades municipales de no prestar los servicios de mantenimiento adecuados.

“Hace aproximadamente más de un año que este parque lucia como nuevo, la presidenta vino, lo inauguró todos los falsos políticos estuvieron aquí, todo fue color de rosa ese día, pero hoy miren la porquería en que está convertido este punto social, es un asco, los vándalos se llevaron las letras de metal, esto es el colmo, este sector demandamos seguridad, alumbrado público, limpieza y sobre todo la atención de al alcalde Enrique Iván Gonzales López” expresó la ciudadana Rosa Guadalupe Dorantes Chan habitante y líder de la colonia San Carlos.

Las letras cromadas y de acero inoxidable que un día brillaban y resaltaban el nombre de “Gloria Noriega”, cuya mujer carmelita que se distinguió por su defensa en pro de los derechos humanos, la cultura y su gran calidad humana, han quedadas en manos de los delincuentes, y es que vecinos aseguran que hace menos de 3 meses solicitaron el apoyo a Seguridad Pública, porque varios jóvenes comenzaron a llevarse las letras, sin embargo ante el caso omiso, el letrero emblemático quedó en blanco.

Al respecto la líder señaló: “No todas las lámparas encienden, sólo funcionan tres, hace aproximadamente tres meses metimos un oficio a la Policía para que vinieran y mantuvieran recorridos, porque unos chamacos se estaban robando las letras, pero nunca vinieron y hasta el día hoy, hasta las bancas de metal pretenden llevarse.

Noticia anterior

Pleito por decomiso en caseta

Siguiente noticia

¿Otra vez juntos?