Inicio»Carmen»Reforma dañaría a tienditas

Reforma dañaría a tienditas

0
Compartidos
Google+

Con la aprobación de la nueva reforma hacendaria que este año entró en vigor, es probable que muchos de los pequeños comercios aquí establecidos sean cerrados de manera definitiva, lo cual es debido a que los propietarios de éstos se ven directamente perjudicados por la facturación electrónica que a partir de ahora exige la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP); situación que ha comenzado ya a complicar la actividad de los pequeños establecimientos mercantiles.

Al respecto, la señora Virginia González Garma, propietaria de un tendajón ubicado en la colonia San Nicolás, comentó que las políticas en materia económica y social que recientemente fueron impulsadas por el Gobierno Federal, representan la quiebra inminente para los pequeños comerciantes en todo el país.

Precisó que estos perjuicios han iniciado ya en nuestra localidad, ya que los proveedores de aguas embotelladas, refrescos y lácteos, entre otros productos básicos que son abastecidos a los pequeños comercios, se están negando a entregar facturas en papel como se acostumbraba hasta el año pasado; y por el contrario, requieren de facturas electrónicas que complican totalmente a los dueños de tiendas de abarrotes ubicados en distintos sectores populares.

“Quienes aprobaron esta reforma no se pusieron a analizar que la mayoría de los dueños de tendajones que mes con mes manejan facturas para llevar un control de sus entradas y salidas de mercancía, somos adultos mayores que ni siquiera sabemos cómo hacer uso de un equipo de cómputo, y por ello mismo es que nos estamos viendo muy perjudicados porque nuestros proveedores ya no nos harán entrega de facturas en papel sino más bien de forma electrónica”, asentó.

 

EXENTOS

Consideró que al menos los pequeños comerciantes debieran quedar exentos de la facturación electrónica, ya que ese tipo de procesos modernos son más convenientes para los grandes establecimientos comerciales, pues de lo contrario, es muy probable que a partir de este año empiecen a desaparecer los tendajones y tiendas de conveniencia familiar que se ubican al interior de colonias y fraccionamientos de esta ciudad.

Sin embargo, aseguró que el Gobierno Federal está pensando solamente en el beneficio para el sector empresarial del país, y mientras tanto, a los más necesitados se les están cobrando nuevos y más impuestos.

Noticia anterior

La primaria “Héctor Pérez Martínez” marcha invicto en vólIbol escolar

Siguiente noticia

Discriminación a los senectos prevalece