Inicio»Carmen»Delito de extorsión creció un 400%: OCC

Delito de extorsión creció un 400%: OCC

0
Compartidos
Google+

El delito de extorsión tuvo un crecimiento del 400 por ciento en la entidad, en donde socios agremiados a algunas cámaras, asociaciones o colegios perteneciente a la cúpula empresarial fueron víctimas de esta amenaza durante el 2013, ocupando el segundo lugar, los robos a transeúntes, negocios y casa-habitación, respectivamente.

El Observatorio Ciudadano Carmen (OCC) realizó la revisión de los números que registra el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

De acuerdo al SNSP Campeche tuvo un incremento de casos de extorsión, por lo que se le solicita a la autoridad correspondiente, en este caso la Procuraduría de Justicia del Estado (PGJE) realice estrategias preventivas, de seguimiento, y sanción para disminuirlas en el mediano plazo.

En 2012 se reportaron 16 casos de extorsión en noviembre cuando se presentaron ocho denuncias; en 2013, en agosto y octubre se reportaron 11 denuncias por este delito, cerrando el año con 77 casos.

En el 2012 se reportaron en el Estado, 407 robos de los cuales 177 se realizaron sin violencia y 290 con violencia, y en el 2013 creció un 30 por ciento este delito, es decir 639 casos: 419 sin violencia y con violencia 220. Se incrementó un 37 por ciento el robo a transeúntes, un 10 por ciento a negocios y un seis por ciento el robo a casa habitación.

El presidente del OCC, Rubén Rosiñol Abreu, indicó que este delito es el más fácil de cometer, por lo sencillo que resulta realizarlo cuando el delincuente es experimentado y su víctima es vulnerable o desconoce el modo en el que operan.

La extorsión es un hecho vergonzoso, el cual consiste en obligar a una persona, a través de la utilización de violencia o intimidación, a realizar u omitir un acto o negocio jurídico con ánimo de lucro y con la intención de producir un perjuicio de carácter patrimonial o bien del sujeto pasivo, en bien de un tercero, dijo.

Los elementos que la componen son cuatro: el uso de la violencia o intimidación utilizando los medios típicos, por los cuales se puede realizar la conducta. Sólo si recae sobre objetos se podría hablar de un medio de intimidación.

El segundo medio es en el que se obliga al sujeto pasivo a actuar de una manera no querida por él; esto es que el sujeto pasivo no realizaría la acción si no fuera por esa violencia o intimidación.

El tercero, sobre la consumación, cuando el sujeto pasivo realiza la acción. No se requiere que se tenga disposición patrimonial efectiva; poniéndose la nota no en la lesión patrimonial sino la de la libertad.

El cuarto es la realización u omisión de un acto o negocio jurídico en el que se involucran negocios de carácter patrimonial, pudiendo ser tanto de bienes muebles como inmuebles y derechos. La extorsión pudiese involucrar otros delitos como lesiones, detención ilegal, agresiones sexuales, entre otros.

Rosiñol Abreu sostuvo que una vez que obtengan la certificación del Consejo Nacional iniciarán con el seguimiento de los delitos del fuero común tales como secuestro, extorsión, homicidio y robos en sus diferentes modalidades.

Anunció que al llegar a esta etapa, el organismo que dirige se convocará a los representantes de los medios locales de comunicación para dar un reporte sobre la incidencia de delitos; en tanto buscarán reunirse con la PGJE, y los policías además de organizaciones civiles.

Noticia anterior

Definirán en septiembre reglas para buscar crudo

Siguiente noticia

Panorama crítico se vislumbra en Canaco

No hay comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *