Tribuna Campeche

Diario Independiente

Desperfecto carretero afecta a dos comunidades, señala Abraham Reyes

Los baches ya se han convertido en “cráteres”, poniendo en riesgo la seguridad de los conductores que transitan por esa carretera de seis kilómetros y aunque las autoridades municipales y estatales saben de este grave problema se niegan a intervenir para rehabilitarla, dándole carpetazo a esta obra que es una prioridad para centenares de personas que diariamente van de una comunidad a otra, señaló Abraham Reyes Díaz, ex comisario ejidal de Nuevo Progreso.

Dijo que ahora que Ignacio Hernández Cruz, ha tomado el cargo de agente municipal de este marginado lugar, debe saber que es auxiliar de José Felipe Cárdenas Díaz, comisario municipal de Viento Fresco, y juntos deben de gestionar ante las autoridades correspondientes se reconstruya esta vía que une a los pueblos, pues un camino de gran necesidad y beneficiaría a ejidatarios y pobladores en general.

Asimismo, como conocedor de los terrenos donde hace varios años se construyó la carretera que unió a los dos pueblos, explicó que los tramos más dañados son los que se construyeron sobre las tierras cenagosas, y es que en algunas partes el material que se depositó en esas zonas en aquel entonces, lo ha vencido la humedad y es ahí donde se forman los baches, algunos de ellos profundos y de gran tamaño que dañan la carrocería de los vehículos, por lo que es un gran peligro para quienes transitan diariamente y los que visitan los fines de semana esta zona de pescadores.