Tribuna Campeche

Diario Independiente

Protección Civil, deficiente ante las emergencias

Personal de Protección Civil no cuenta con la preparación necesaria para actuar en caso de emergencia, ya que en la mayoría de los casos, sólo fungen como espectadores, aseguran testigos de cuerpos de emergencia voluntarios.

Si bien en el Municipio viven 221 mil 94 habitantes, la Dirección de Protección Civil Municipal, que es una de las dependencias en las cuales recae la mayor parte de las responsabilidades en materia de seguridad, sus pésimas unidades y servicios dejan en riesgo a Ciudad del Carmen, Isla Aguada, Sabancuy, 18 de Marzo, Aguacatal, Atasta y Nuevo Progreso, en un área de aproximadamente nueve mil 720 kilómetros cuadrados.

Estas anomalías nos llevan a pensar si en realidad contamos con los cuerpos de emergencia necesarios para poder resolver alguna emergencia de alto nivel de peligrosidad en el Municipio, por lo cual acudimos en busca de Víctor Manuel Ortiz Sánchez, titular de la Dirección Municipal de Protección Civil.

Ortiz Sánchez asegura que la dependencia cuenta con el personal adecuado para brindar la seguridad a los carmelitas y que no hay motivo alguno para preocuparse del tema.

Realmente la seguridad con la que el servidor público realizó esta declaración es alarmante ya que en las calles podemos ver todo lo contario. Ejemplo claro: la falta de coordinación con las corporaciones de emergencia que brindan apoyo voluntario, que durante varias semanas han externado a este medio su malestar debido a la falta del apoyo en materia de combustible.

Declaraciones del técnico en Atención Médica prehospitalaria y Urgencias Médicas, William Sélem Salas, quien además es director y dueño de una organización que brinda el servicio de ambulancia y atención prehospitalaria de manera voluntaria.

Él asegura que desde el cambio de director de la dependencia no se ha logrado ninguna mejoría, ya que la dependencia ignora y niegue algunos de los apoyos que en el pasado se brindaban, como es la gasolina.

Mismo caso sucede con la agrupación que encabeza Roberto Felipe Pérez, la cual ha sido ignorada por esta dependencia a pesar de brindar el servicio de manera voluntaria en la Isla. Los socorristas han acudido al C-4 para poder brindar el servicio, ya que la actual administración de Protección Civil los ignora y cuando los necesita para festividades como la Feria del Mar o bien las festividades de la Virgen del Carmen los incorpora pero no les apoya con el combustible, lo cual pone en jaque a ésta y otras corporaciones.

Luego de estas declaraciones regresamos con Ortiz Sánchez, para aclarar las múltiples denuncias realizadas por diferentes corporaciones de emergencia.

Salimos en busca de él ya que con frecuencia no lo encontramos en sus oficinas debido a los múltiples recorridos que realiza en distintos puntos críticos de la Isla. Una vez localizado en un evento realizado por las autoridades municipales procedimos a solicitar una entrevista para este medio en la cual nos reveló que la Dirección Municipal de Protección Civil en Ciudad del Carmen no está obligada a brindar ninguna clase de apoyo a las diferentes corporaciones de emergencia que existen, ya que deben contar con su propio presupuesto para brindar el servicio voluntario a la sociedad.

Además recalcó: “Estas corporaciones no deben de confundir la relación de coordinación que realiza la Dirección Municipal de Protección Civil en Ciudad del Carmen, de tal manera que crean que estamos obligados a darles un apoyo, ya que ésta ya tiene suficientes gastos con las unidades que debe de mantener y las que se están rehabilitando y que la única obligación de esta dependencia es verificar que los elementos de estas unidades que brindar el servicio en la Isla de manera voluntaria cuenten con la capacidad correspondiente ya que está en juego la vida de los ciudadanos”.

Con estas declaraciones brindadas de manera fugaz por Ortiz Sánchez, queda clara la posición de las autoridades municipales de la Isla, pero también hace que nos preguntemos: ¿Estamos seguros en Ciudad del Carmen?

Recordemos que en la actualidad en materia contra incendios la Isla depende del Departamento de Bomberos Voluntarios de Ciudad del Carmen, la cual es una organización altruista, ya que los bomberos de Pemex dependen de una autorización para poder salir y dar atención prehospitalaria. Además las escasas unidades de la Cruz Roja no se dan abasto.

Lo que deja claro que en la actualidad la dependencia responsable de la seguridad de los 221 mil 94 habitantes que conforman el municipio no cuenta con una unidad contraincendios, pues la existente lleva más de un año y medio olvidada y sin ser reparada.

Tampoco se tiene una ambulancia, pues la de la dependencia tiene más de dos años en el corralón municipal. ¿Porqué ignorar y no apoyar a las corporaciones de emergencia que trabajan de manera voluntaria con lo mínimo, la gasolina?

SONY DSC

Un ejemplo más cercano lo vive Isla Aguada en la cual la Dirección de Protección Civil no interviene en lo mínimo, a pesar de ser su responsabilidad, y ubicarse cerca de la cabecera municipal, lo cual hace que en esta villa le teman a los incendios ya que en la mayoría de las ocasiones cuando estos suceden el fuego consume todo a su paso ya que no hay unidades de Protección Civil que acudan y menos de bomberos, ya que la única que existe no cuenta con la gasolina suficiente.

De igual manera sucede con las emergencias que requieren de ambulancia ya que de la Cruz Roja, Delegación Isla Aguada, solamente hay una unidad, pues la que había fue desmantelada por el comisario y los pacientes que necesitan traslado son llevados en la góndola batea de lo que era la ambulancia. Volvemos a lo mismo: ¿Dónde está Protección Civil y su ambulancia, y dónde está Protección Civil que regula las ambulancias como dice su director?

Queda a criterio de la ciudadanía que al final es la que requiere de estos servicios tomar su propia opinión de la situación a la que está expuesta la Perla del Golfo, y a su imaginación después de ver en qué condiciones enfrentan las emergencias en Isla Aguada, el pensar cómo lo hacen los poblados más lejanos de la cabecera municipal, donde no hay presencia de Protección Civil.