Tribuna Campeche

Diario Independiente

‘Evitamos quiebra de Oceanografía’

El Gobierno se ha dedicado a capitalizar la empresa intervenida a través de la venta de bienes con el propósito de garantizar su funcionamiento: Jesús Murillo Karam, procurador general de la República.

MÉXICO, DF.– El Gobierno Federal evitó que, con Oceanografía, se repitiera la historia de Mexicana de Aviación, donde el ánimo persecutorio de las autoridades hizo que la empresa quebrara, afirmó el procurador Jesús Murillo Karam.

En entrevista, el titular de la PGR defendió la actuación ministerial y atajó que no hay impunidad en el caso de Amado Yáñez Osuna por estar en libertad provisional, pues existen, dijo, cuatro averiguaciones previas en curso en su contra, algunas por delitos graves.

“En lugar de consignar de inmediato (…) preferimos lograr crear una situación que nos permitiera establecer justicia protegiendo los derechos de todos los que iban a ser afectados.

Protegiendo a los trabajadores, a la empresa por lo que significaba para los trabajadores, protegiendo a los acreedores, protegiendo a Pemex y protegiendo, desde luego, los intereses propios del país.

Evitando que nos pasara lo que le pasó a Mexicana, que, en el ánimo simplemente persecutorio de un culpable, se olvidaron de los derechos de todos los demás”, señaló.

Murillo Karam precisó que el Gobierno se ha dedicado a capitalizar la empresa intervenida a través de la venta de bienes con el propósito de garantizar su funcionamiento y recuperación para todos los acreedores en el concurso mercantil.

Explicó que, con esa finalidad, Amado Yáñez Osuna cedió al Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE)  la propiedad del equipo de fútbol Gallos Blancos de Querétaro, para que la institución hacendaria lo pusiera a la venta y se saldaran los adeudos con jugadores.

Con el mismo propósito, afirmó el funcionario, el dueño de Oceanografía saldó sus adeudos de 40 millones de pesos con el IMSS.

 

DEJA EL HOSPITAL

En tanto el accionista mayoritario de Oceanografía, Amado Yáñez Osuna, quien se encuentra en libertad bajo caución tras garantizar una fianza de 55 millones 222 mil 996 pesos, fue dado de alta después de permanecer internado 14 días en el hospital Ángeles Interlomas.

De acuerdo con personal cercano al empresario, luego de cuatro operaciones los médicos estimaron que se encontraba en condiciones estables para irse a su casa, desde donde enfrentará su proceso.

La fianza de más de 55 millones de pesos que fijó la Procuraduría General de la República (PGR) al socio mayoritario de Oceanografía corresponde al dinero que desvió de los créditos que le otorgó Banamex para costear sus contratos con Pemex a una empresa que administraba el equipo de futbol de los Gallos Blancos de Querétaro.

Y, debido a que el delito que se le imputa no es grave, llevará en libertad su juicio y periódicamente acudirá a firmar el libro de procesados del Juzgado Décimo Cuarto de Distrito en Procesos Penales Federales.

 

HERMETISMO

Por otro lado, desde que el SAE tomó el control de las oficinas de Oceanografía, S.A. de C.V., ha negado toda información a los medios locales, por lo que se desconoce la situación jurídica de la empresa.

Desde febrero TRIBUNA Carmen ha estado al pendiente de las actividades efectuadas en torno a Oceanografía y a su dueño Yáñez Osuna. Sin embargo los representantes del SAE indican que los datos sólo pueden ser dados por las oficinas centrales en la Ciudad de México, pese que en la Isla se generó la problemática.

Algunos informantes que piden el anonimato por temor a represalias, aseguran que el futuro de Oceanografía es incierto, luego de que la empresa petrolera fuera acusada de fraude en contra de Citigroup.

Por otro lado el ex trabajador señaló: “Hacemos lo posible para acudir diariamente y ver cuál es el avance de las investigaciones, tiene más de un mes las solicitudes”.