Inicio»Carmen»Pescadores carmelitas, siempre fieles a la Santísima Virgen María

Pescadores carmelitas, siempre fieles a la Santísima Virgen María

0
Compartidos
Google+

Hace algunos siglos, los pescadores o marineros se ayudaban de las estrellas para ubicarse en su camino por el océano y consideraban que la mejor estrella para librar las terribles tempestades, los naufragios y la perdición era la Virgen María; hoy ella es guía de una ciudad entera, Ciudad del Carmen, donde es considerada patrona de los hombres de mar y de los nativos de esta isla.

Es nombrada patrona de los pescadores, por los miles de testimonios de quienes se dedican a este noble oficio y quienes aseguran que la Virgen del Carmen los protege en cada salida al mar.

A causa de una persecución los carmelitas (miembros de la Orden del Carmelo) tuvieron que dejar el Monte Carmelo, su lugar de fundación, y entre el desaliento se les apareció la Virgen María, prometiéndoles que iba a ser su estrella del mar a donde quiera que ellos fueran y los consoló diciéndoles que no temieran, que en momentos de angustia le pidieran encontrar de nuevo la luz, y así fue. La Orden del Carmen logró cruzar las aguas turbulentas de la expulsión y florecieron en muchos países de Europa, entre ellos, España.

En otra aparición, la Virgen entregó un escapulario a San Simón Stock diciéndole: “recibe este escapulario, signo de mi confraternidad para ti y todos; quien muriera con él no padecerá el fuego eterno”. En agradecimiento a la estrella del mar y para ayudar a las personas que estaban en oscuridad, los carmelitas propagaron la devoción a la Virgen del Carmen y el uso del escapulario a todos los lugares donde llegaban.

Jesús Fabián Pérez Acosta y Guadalupe del Carmen López Sánchez, ambos de oficio pescador, manifestaron su devoción a la Virgen del Carmen “pues es mucha, es tan importante que esta ciudad lleva su nombre. Desde que uno es niño y ve cómo la festejan los mayores uno va aprendiendo a rezarle a la patrona.

Noticia anterior

Jade Fraser llega Hasta el fin del mundo

Siguiente noticia

Virgen del Carmen, una fiel intercesora

No hay comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *