Tribuna Campeche

Diario Independiente

LFTR sólo beneficia a televisoras: Hernández

Duro golpe para 33 mil trabajadores activos del Sindicato de Telefonistas

La Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión (LFTR) promovida por el Gobierno Federal sólo ha beneficiado a las televisoras, y no incentivó las inversiones ni mejoró los servicios de telefonía como anunciaron las autoridades.

Señaló lo anterior el secretario general del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM), Francisco Hernández Juárez, quien se reunió con los telefonistas carmelitas para hablar sobre los problemas de la nueva reglamentación.

El también presidente colegiado de la Unión Nacional de Trabajadores aseguró que a Telmex se le  sanciona por llevar equipos de comunicación a 24 mil poblaciones aún cuando la propia ley la obligaba a realizar estas acciones.

“El Gobierno impulsó una nueva Ley de Telecomunicaciones según los fundamentos que nos dio para permitir la competencia, eliminar los monopolios, mejorar los servicios, bajar las tarifas, lograr mejores servicios para los mexicanos, y visto así todo parecería color de rosa”, dijo.

Pero al implementar la ley resultó una cosa totalmente distinta cargándole la mano a las telefónicas, en tanto el Gobierno se muestra “más blando” con las televisoras, lo que ha representado un duro golpe primero para la empresa y para los más de 33 mil integrantes activos y más de 18 mil jubilados del sindicato.

Aseguró que es absurdo que se castigue a Telmex luego de obligarla a llevar servicio de telefonía a las poblaciones que tenían más de 500 habitantes. De las 25 mil poblaciones con esa cifra de habitantes en todo el territorio nacional, 24 mil localidades fueron atendidas.

La ley estipula que “quienes tengan más del 50 por ciento del mercado serán considerados preponderantes y tendrán sanciones económicas, lo que ha generado como consecuencia que “la empresa no puede cobrar por el uso de sus estructuras y por larga distancia además que se pueden revender sus servicios”.

De prologarse las sanciones está en riesgo la viabilidad de la empresa que acertadamente ha decidido vender el excedente a América Móvil y Telmex (ambas del multimillonario Carlos Slim Helú): un paquete de 31 millones de líneas.

“Pero tengo la impresión que hay intereses muy concretos por parte del mismo Gobierno, tratando de impedir de que haya quien compre los paquetes porque quieren que las sanciones duren por más tiempo para América Móvil y Telmex y estamos enfrentados a eso, nosotros vamos a apoyar a la empresa hasta donde podamos”, aseveró.

Hernández Juárez dijo que a Telmex le ha restado clientes y sus directivos prevén reducir jubilaciones. Pese a los problemas ha instalado hasta ahora 200 mil kilómetros de fibra óptica en todo el país, sólo seguida por la Comisión Federal de Electricidad (CFE), con 25 mil kilómetros.

“Estamos dispuestos a ayudar en todo lo que sea necesario a la empresa ¡Pero sobre la base que también respeten nuestros derechos laborales y que no se afecte a nuestro empleo!, hasta el momento no habrá despidos  además que estamos en la víspera de la revisión del contrato colectivo de trabajo y queremos que las cosas tengan claridad, es decir, que se tomen los acuerdos necesarios para beneficio de nuestras familias”, aseguró.