Tribuna Campeche

Diario Independiente

STPRM, cómplice de la reforma energética

Deterioro de plataformas era estrategia gubernamental, dice Lechuga

Los ex presidentes Vicente Fox Quesada y Felipe Calderón Hinojosa son los culpables del nulo mantenimiento a las plataformas, pues era parte de la estrategia para promover la reforma energética y entregar el petróleo a los extranjeros con la complicidad del dirigente nacional del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), Carlos Romero Deschamps.

Denunció lo anterior César Israel Lechuga González, candidato del Movimiento Ciudadano (MOCI) por la gubernatura del Estado, quien expresó que hay incertidumbre sobre el futuro de la riqueza energética del país, pues desde los últimos dos sexenios las políticas económicas están encaminadas a subastar las reservas petroleras.

“Pemex sólo ha sido utilizado para saquear sus arcas, tanto Fox Quesada como Calderón Hinojosa han preferido otorgar contratos a empresas relacionadas a sus amistades antes de preocuparse por el mantenimiento de las plataformas , que la mayoría de ellas fueron compradas de segunda mano lo que representa un riesgo inminente para sus usuarios”, remarcó.

Aseguró que desde el sexenio de Ernesto Zedillo Ponce de León iniciaron los acuerdos en “lo oscurito” que culminaron en la reforma energética tras 12 años de negociaciones entre todos los partidos. Ahora miles de trabajadores están en riesgo de quedar en la calle.

 

GUARDAN SILENCIO

“Pero extrañamente dirigentes como Romero Deschamps no alzaron la voz ante los despidos derivados de la reforma energética debido a que no querían que sus fortunas hechas a base de delitos y atropellos fueran investigadas.

“El principal culpable que hoy en día miles de trabajadores estén pendiendo de un hilo, el dirigente de la STPRM, de ahí vienen sus pupilos y quienes les han generado millonarias ganancias y me refiero a los líderes como el de la Sección 42, Marco Antonio Azuara García.

“Éstos decidieron no alzar la voz aún cuando desde un principio tuvieron la oportunidad de proteger los derechos de los trabajadores y sólo se hicieron de la vista gorda”, sostuvo.

Ahora Pemex lleva a cabo el despido de personas que ya cumplieron 30 años de laborar y en agosto el número podría aumentar, recalcó.

Lo que hacen ahora es adelgazar el activo laboral y por eso jubilan  a muchos obreros y se quedarán pensionados, en agosto recortarán los activos y cancelarán plazas, ahí sí habrá problema para muchos trabajadores que a pesar que no han cumplido los 30 años tendrán que ser despedidos pues así lo estipulan los nuevos lineamientos de Pemex, concluyó.