Inicio»Carmen»Predio de Rosiñol, mal valuado: Portillo Rivas

Predio de Rosiñol, mal valuado: Portillo Rivas

0
Compartidos
Google+

El predio que la Comisión de Desarrollo de Suelo y Vivienda vendió con facilidades de pago a Proyectos Inmobiliarios de Carmen, propiedad de los hermanos Jorge y Rubén Rosiñol Abreu, por la zona donde se localiza alcanzaría un costo comercial de cuatro mil 500 pesos el metro cuadrado, aseguró el empresario valuador “Bienes Raíces Portillo”, Guillermo Portillo Rivas.

Este terreno, ubicado en un polígono de la carretera Carmen-Puerto Real, hoy avenida Isla de Tris, denominado “Restito de Las Pilas” no fue valuado a precio real. El experto en finanzas inmobiliarias indicó que el valor catastral alcanzaría los 17 millones de pesos.

El costo se define por la zona donde se encuentra y está sujeto a la ley de oferta y demanda, el Ayuntamiento a su vez establece un valor catastral, comentó.

Esta valía generalmente es inferior a la que el vendedor —hablando de particulares— con intención de generar ganancias oferta una propiedad inmueble, donde siempre va a aumentar el precio, indicó.

“Al venderse un predio, si es una oportunidad, la ganancia está cuando compras, no cuando vendes, por lo tanto el vendedor siempre buscará la manera de hacer negocio”.

En el caso de las instituciones, dijo que desconocía el motivo por el cual la Codesvi se interesó en vender estas últimas reservas territoriales en la ciudad a un precio catastral.

Quienes venden predios lo hacen por necesidad o por negocio y quien quiere comprar, aprovecha ambas situaciones, dicen en la vida nadie obtiene lo que quiere, sino lo que negocian, ironizó.

Este predio en cuestión, de 1.1 hectáreas –más de 10 mil metros cuadrados- tiene un costo comercial que rebasa por mucho los 35 millones de pesos, aseguró Portillo Rivas.

“Entre particulares cuando se acuerda, siempre se manejan valores reales, por lo tanto se obtiene lo que negocia, desconozco los intereses que la Codesvi haya tenido para vender a valor catastral”.

“Pero, si esta institución lo vendió en el precio que marca el Ayuntamiento, como empresario tu aprovechas, si te dedicas a los bienes raíces, te das cuenta que es una excelente oportunidad de negocio”.

Actualmente la oferta y la demanda en la Isla, provoca que las constructoras que pretenden adquirir un predio para hacer negocio busquen buenas ofertas al momento de comprar extensiones territoriales, dijo.

Comprar metros cuadrados arriba de mil pesos cada uno pues no le es redituable, por lo tanto para la empresa que adquirió este terreno en cuestión, pues le fue bien, “mucho muy bien”, externó.

Noticia anterior

Cierran segundo acceso a colonia Tierra y Justicia

Siguiente noticia

Realizan en el IMSS traqueotomía a bebé