Inicio»Carmen»Ecocidio, imparable; ahora en Estero Pargo

Ecocidio, imparable; ahora en Estero Pargo

0
Compartidos
Google+

Tras mencionar que ni la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente  (Profepa) ni la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) en el Estado de Campeche realizan su trabajo para proteger los ecosistemas naturales de la Isla, Miguel Benítez Heredia, presidente del grupo ecologista “Eco Vigilantes de Ciudad del Carmen, A.C.”, denunció que en la zona de Estero Pargo se devastan varias hectáreas de manglares donde el empresario Fernando Millán Castillo construirá dos mil viviendas de interés social, trabajos que efectúa la Constructora Jasso.

Indicó que estos trabajos carece de Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA),  todos los desechos que se generarán en las viviendas irán a parar a Estero Pargo, tal y como suceden en las viviendas del Fraccionamiento de Villas de San José, donde no se cuenta con una planta tratadora de aguas negras.

Pero como son reconocidos y “poderosos” empresarios, las dependencias federales se hacen ciegas y sordas ante el ecocidio que se registra al oriente de la ciudad y cercana a la zona costera de la Laguna de Términos. Acusó a Fernando Millán Castillo de depredador y enemigo número uno de la Isla.

Externó que pasa lo mismo que en el predio de “Restito de las Pilas” que se le vendió a precio de oferta a los hermanos Jorge y Rubén Alberto Rosiñol Abreu, donde se les permite construir 20 edificios que albergarán 400 departamentos, pero sin contar con el MIA, sólo porque así lo convino el gobernador del Estado, Fernando Ortega Bernés y el alcalde Enrique Iván González López, al parecer porque presuntamente son socios de los panistas en el proyecto habitacional.

Ahora en las cercanías de Estero Pargo se está viendo que la extracción del material pétreo que obtienen del dragado del arroyo, estos empresarios comercializan a otras constructoras, lo que les genera importantes recursos económicos por esa actividad ilícita y ante la complacencia de las delegaciones de Profepa y Semarnat que se encuentran en el Estado de Campeche.

“El desinterés de los delegados de ambas representaciones federales ante la devastación de manglares va en aumento así como la explotación del material pétreo”.

Por lo tanto decidió presentar la denuncia correspondiente ante la directora nacional de Profepa en el Distrito Federal, Guadalupe Arminda García Coronel, donde expone este ecocidio para que se realicen las investigaciones que sean necesarias y se suspendan los trabajos.

Noticia anterior

Se incendia vehículo por cortocircuito

Siguiente noticia

Necesario valorar lenguas indígenas