Tribuna Campeche

Diario Independiente

Clausura edil planta de aguas residuales

Se encontraba bajo concesión de empresa propiedad del hijo del ex regidor panista Medina Abimerhi

Por representar un riesgo para la salud pública de los habitantes de la colonia 23 de Julio, la mañana de ayer el presidente municipal Pablo Gutiérrez Lazarus clausuró permanentemente la Planta de Tratamiento para Residuos Sépticos que se encuentra ubicada en dicha zona, la cual dijo estar concesionada al hijo del ex regidor Luis Alberto Medina Abimerhi.

Al llegar al lugar, el edil en compañía de un comité de vecinos de dicha colonia inspeccionaron la planta que está sobre la carretera federal Isla de Tris a un costado del destacamento de la Policía Federal Preventiva (PFP).

Gutiérrez Lazarus constató la gran peste que en reiteradas ocasiones los habitantes del lugar habían manifestado públicamente debido al mal manejo de las aguas negras que rebozaban de los contenedores.

Además de dos tuberías que descargaban las aguas con residuos sépticos sin tratar sobre la Laguna de Términos y el desagüe pluvial de la avenida, entre otras varias anomalías en la operatividad.

“Esta planta estaba bajo concesión de una empresa que es propiedad del hijo del ex regidor panista, Medina Abimerhi, que fue parte del cuerpo edilicio en la administración 2012-2015 de Enrique Iván González López”.

Remarcó que se clausuró hasta que cumplan con las normas correspondientes para operar y no representar un riesgo sanitario para los habitantes de dicha zona, misma que quedará custodiada por elementos de la Dirección Seguridad Pública, Vialidad y Tránsito Municipal (DSPVTM) para que ninguna pipa vuelva a ingresar a verter sus aguas sépticas en el lugar.

“No me temblará la mano para sancionar a quienes incurrieron en corrupción, no importando del partido político al que pertenezcan, ya que cometen un delito al atentar contra la salud pública de las personas que habitan cerca de ese lugar.

“Además esta planta se realizó con fondos municipales no hay registros en los archivos de Servicios Públicos que avalen que la empresa que construyó las instalaciones entregará el inmueble a la Comuna, por lo que también tendrán que investigar porque estaban concesionadas a un particular.

 

COLOCAN SELLOS

Al retirarse de la planta, el alcalde y personal del Área Jurídica del Ayuntamiento colocaron sellos de clausura en las bardas de las instalaciones, dando órdenes precisas de no permitir que ningún camión cisterna que pertenezcan a empresas particulares desazolve u otro entre al establecimiento.

Por otro lado una de las inconformes, Reina García Ruiz dijo que la pasada administración de  González López protegió en todo momento dicha planta está concesionada a nombre del hijo de su compadre y amigo Medina Abimerhi además de su fuero que tenía como regidor.