Inicio»Carmen»Tráfico de diesel, causa de asesinatos en el municipio

Tráfico de diesel, causa de asesinatos en el municipio

0
Compartidos
Google+

Por: Luis Arturo Gallegos Alejandro

El tráfico de hidrocarburos es el móvil principal por la cual empresarios han sufrido antentados, algunos  desafortunadamente fallecieron.

En los últimos años, en el municipio se han registrado nueve empresarios ejecutados, y tres más han recibido ataques y amenazas.

El primero que encabeza la lista es Rubén Maury Campero, quien fuera propietario de Marítima Internacional S.A. de C.V. y J.B. del Golfo S.A. de C.V. ubicada en la avenida Ballena, entre calle Jurel y Pargo de la Justo Sierra Méndez.

El 11 de agosto de 2012 fue secuestrado y asesinado. Plagiarios solicitaron cinco millones de pesos de rescate,  la  situación se salió de control; el microempresario  fue encontrado sin vida en el patio de una iglesia en la colonia Manigua.

Sólo tres de sus secuestradores han sido apresados, de acuerdo a la averiguación previa C/AP/5326/2011. Julia Salvador Zacarías fue sentenciada a 72 años de cárcel y una multa de 474 mil 862 pesos con 50 centavos por el delito de privación ilegal de la libertad en su modalidad de plagio, o secuestro, con privación de la vida de la víctima.

Manuel Eduardo Jiménez López aportó el nombre y dirección de sus cómplices, aún se encuentra bajo proceso.

Herber y/o Heber Ernesto Juárez Díaz alias “El Gerber” fue apresado y recluido en el penal de Kobén bajo el expediente C-AP/5326/UECS/2011, donde aún enfrenta proceso por los delitos de privación ilegal de la libertad en su modalidad de plagio o secuestro, con privación de la vida de la víctima.

Adolfo Hernández Zapata, de 31 años, recibió dos impactos de bala en la cabeza al circular sobre la calle 68 por 70 de la  Morelos, trasladado a una clínica particular, donde a los pocos minutos perdió la vida.

Fueron detenidos Luis Augusto Espinoza Ballester, alias “El Huicho”; Christian Josué Villa Hernández, alias “El Wate” y Christian Josué Rojas Bravata, alias “El Kalimba”, sicarios de la agrupación delictiva “Los Zetas”, éstos también participaron en el atentado contra el empresario camaronero Francisco Javier Cajún Bolívar. El móvil de ambos hechos fue el tráfico ilícito de diesel.

Los zetas el 10 enero atentaron contra Cajún Bolívar, en la capital campechana.

Tras las investigaciones de la Procuraduría General de la República, se confirmó que el móvil, por ello se armó un triplicado del expediente, el cual fue entregado para continuar con las investigaciones.

El 11 de abril del 2013, Manuel Andrés Cob Sánchez fue ejecutado de 13 lesiones de arma de fuego sobre la calle 53-A por calle 68 de la Morelos, siete de ellas son orificios de entrada y seis de salidas. Todas ellas en las extremidades superiores, resultando que la causa de muerte fue traumatismo craneoencefálico por proyectil de arma de fuego, secundario a  shock hipovolémico por perforación de ambos pulmones.

Ante este caso se inició el expediente el expediente AP/2316/2013, por “homicidio calificado”. El resultado fue la detención de Darwin Federico Perales Martínez “La Cabra” de 20 años, de Tenosique, Tabasco, actualmente se encuentra recluido en el penal de San Francisco Kobén en Campeche.

La Cabra declaró que conoció a Christian Josué Rojas Bravata “Kalimba”, y Christian Josué Villa Hernández “Water”, que trabajó con ellos en la venta de droga para un sujeto que se conoce como “El Potro”.

Posteriormente mataron a un sujeto conocido como El Pandita, e e intentaron matar a otro sujeto por deudas o ventas de diesel robado.

 

MORTAL MENSAJE

Los homicidios son “mensaje” a los empresarios del sector transporte, el primer caso se registró el 11 de septiembre del 2013, donde Samuel Cruz Jiménez “La Araña”, perdió la vida tras recibir varios impactos de bala.

Una de las líneas de investigación es el tráfico de hidrocarburos, presuntamente una célula delictiva días antes había cobrado cuota a los propietarios de la empresa y ante la negativa de pagarla, sicarios ejecutaron a un chofer inocente a manera de presión, marcando el asesinato con un bote con diesel en el lugar de los hechos.

El 29 de abril del 2014, Daniel Ricardo Estrada Gómez de 42 años, desempeñaba como vigilante en la empresa de Logística y Servicios “Aquamarine”, perdió la vida tras recibir en siete disparos de arma de fuegos por un par de sujetos que viajaban a bordo de una motocicleta.

 

JAVIER AGUILLóN

También se vincula en este delito de tráfico de combustible, el homicidio de Javier Aguillón Osorio, asesinado el seis de mayo del 2014, un día antes que arribara a la entidad el Presidente Enrique Peña Nieto, cuando inauguró la polémica obra del acueducto paralelo Chicbul-Carmen.

El extinto líder de los ribereños de Isla Aguada fue abatido cuando se trasladaba a promocionar la fiesta en honor del Señor del Pescador, rumbo a Sabancuy en compañía de un grupo de músicos.

Los hechos se encuentran asentados en la averiguación previa AAP-3381/Guardia/2014, en las investigaciones se supo que la muerte del vigilante Darwin Macossay Baqueiro, jefe del ejecutado, era representante legal de la empresa “Marinsa” a mediados de julio de 2011. Hasta la fecha no hay detenidos.

El 27 de septiembre del 2014 en el bar “La Cascada”, ubicada sobre la avenida 10 de Julio de la Francisco I. Madero, un presunto asalto dejó como resultado una persona muerta y tres más con heridas de bala.

El encargado identificado como Emilio Bucio Pérez recibió un golpe en la cabeza con la cacha de la pistola y un disparo, provocando su muerte en el lugar de los hechos; los lesionados fueron trasladados al Hospital General en un vehículo particular.

El caso quedó asentado en el expediente A-AP/7656/8va/2014, donde se acentuó el resultado de la necropsia fue traumatismo en cuello y pecho, lo que causó la muerta. Cabe destacar que Bucio Pérez formaba parte de los trabajadores de confianza de Isaac Damas Job, quien junto con sus dos hermanos trabajaba varios bares de la Isla.

El atentado ocurrido sobre la calle 51 por 38 de la colonia Santa Margarita  16 de octubre de 2014,  Salvador Cisneros García, de 40 años, recibió dos impactos de bala, en la cabeza y costillas  izquierdas. Hasta la fecha no hay detenidos.

Fausto Alfredo Morales, de 48 años, encargado del bar “El Camarón” ejecutado a balazos la madrugada del domingo 26 de abril del presente año, un disparo le perforó el corazón.

El hecho registrado en la carpeta de investigación C-AP/2738/Guardia/2015; hasta la fecha no hay detenidos, las autoridades aseguran que el móvil fue robo, pero la familia no lo cree.

El pasado 13 de junio sobre la Periférica Norte pde la colonia Asa Poniente, Luis Alfredo González Jiménez fue ejecutado de tres disparos, mismo modus operandi, donde dos sujetos a bordo de una motocicleta con cascos cerrados, llegan al auto de su víctima y accionan el arma de fuego.

Autoridades detuvieron a un sujeto en la  Volcanes, tras recibir una denuncia anónima en la que señalaban a dos personas a bordo de una moto de manera sospechosa.

Tras las investigaciones se supo que fue uno de los autores de la ejecución de Luis Alfredo.

Al ser interrogado aseguró que la muerte del universitario y deportista se debió a una confusión, pues su víctima era el director de la Administración Portuaria Integral (API), por asuntos relacionados con el tráfico de diesel.

Noticia anterior

Familiares limpian sepulcros en el cementerio municipal

Siguiente noticia

Carnes de hamburguesa y salchicha, cancerígenas: OMS

58 Comentarios