Inicio»Carmen»Gutiérrez ordena talar palmeras del ‘Barrera’

Gutiérrez ordena talar palmeras del ‘Barrera’

0
Compartidos
Google+

Es un fraude, el presidente municipal Pablo Gutiérrez Lazarus no demuestra capacidad política para gobernar el municipio, ¿Cómo va a consentir que corten las palmeras del malecón costero “Nelson Barrera Romellón”?

Manifestó lo anterior  Froilán Palestino Cruz, delegado estatal del Frente Nacional de Pueblos Indígenas y Comunidades Marginadas, al indicar que el panorama es deprimente por los árboles caídos, vías inundadas, lodo y maleza muerta.

Señaló que cada palmera costó hasta 13 mil pesos, fueron 302 las que instalaron en esta obra que es de las peores que dejó la administración pasada.

Sin embargo la  madurez política que le falta a este muchacho se nota con cada decisión fallida en contra del patrimonio de los carmelitas ya que no era necesario que talaran las palmeras.

“Es sabido por todos que esta obra está cubierta por un velo de irregularidades, desde la decisión unilateral por parte de Danilo Contreras Castillo ex director de Obras Publicas de llevarla a cabo como ‘administración directa’ —el propio Ayuntamiento comprobó que podía ejecutarla por sus medios—,  hasta el desvió de recursos en la subcontratación de empresas que serían las que harían la obra como tal.

El malecón costero que fue construido en base a un endeudamiento que hizo la administración pasada por el orden de los 240 millones de pesos, etiquetados “para ser destinados en inversiones públicas productivas”.

El costo señalado del acuerdo el Ayuntamiento se autoproclamó solvente para llevarla a efecto fue de 44 millones 291 mil 161 pesos. Tan sólo en las 302 palmeras se erogaron cerca de los cuatro millones de pesos, las cuales son taladas.

La obra se inició a marchas forzadas sin supervisión alguna, lo que dio como resultado un completo fracaso en infraestructura pública. Las consecuencias saltan a la vista, mala calidad, drenajes que no existen, solo fueron excavaciones, niveles por debajo del mar lo que provoca inundaciones.

El nuevo malecón costero en sí es un fraude y para colmo las actuales autoridades municipales, posiblemente en un claro revanchismo político lo destruyen.

Ayer se podían apreciar más de ocho palmeras cortadas con motosierra desde el tronco de la raíz, otras están inclinadas a punto de caer y al menos tres yacen en el suelo.

La Auditoría Superior del Estado (ASE) debe investigar para determinar la mala calidad del malecón costero y si efectivamente costó la inversión que argumentaron o si ésta fue “inflada”.

Asimismo determinar porque la actual administración municipal de Pablo Gutiérrez Lazarus procede a talar las palmeras.

Noticia anterior

Intentaba golpear a esposa y lo arrestan

Siguiente noticia

Sensacionales peluches relajantes