Tribuna Campeche

Diario Independiente

Generan invasiones erosión de playa en colonia Manigua

Semarnat ha permitido destrucción de mangle, asegura microempresario

Al observar cómo se desmorona el negocio familiar, Ángel Ramón Herrera Echeverría no duda en manifestar que no es la erosión natural la única responsable de la desaparición de la playa de La Manigua, es la negligencia la que se lo “traga”.

Afirma que la causa de la desaparición del balneario son los efectos negativos generados por el asentamiento en el Arroyo de los Franceses.

Esto ha propiciado la devastación de una amplia área de manglares y el cierre de canales naturales.

Desde hace 37 años he estado en este lugar  y nunca había ocurrido algo similar. Es cierto existe erosión, pero lo que está ocurriendo se aceleró en los últimos seis años, mismo tiempo que tienen las invasiones.

Lo que está pasando es que la gente que llegó a invadir se asentó en zonas que antes estaban ocupadas por manglares y que durante determinadas fechas se convertían en zonas inundables, en donde se reproducían diversas especies de peces y crustáceos.

Hoy la zona está rellenada por el azolve que regalan los políticos y el mangle fue talado.

Los ‘paracaidistas obstruyeron la desembocadura de varios arroyos, algunos que surgían en forma temporal, pero otros que servían para el flujo y reflujo que ocurre en lo que se le denomina el Sistema Lagunar de Términos.

El efecto negativo de las invasiones y negligencia de las autoridades la estamos viviendo hoy quienes tenemos negocios en el balneario, pues hemos perdido el atractivo más importante del lugar que es la playa.

En menos de seis años la laguna ya avanzó alrededor de 10 metros y prácticamente no tenemos playa, entonces ya perdimos la calidad de balneario y con ello también se perderá la inversión que muchas familias hicimos en este lugar.

Los terrenos donde se creó el Arroyo de los Franceses” es zona federal, por lo que está bajo el resguardo y vigilancia de la Federación.

Como la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) que nunca ha hecho nada para corregir esta situación.

Por otro lado, las autoridades saben que existen “invasores profesionales” quienes se dedican a ocupar en forma ilegal importantes extensiones de terrenos con el pretexto de que existe una gran demanda de vivienda.

“Son los políticos quienes validan los asentamientos irregulares pues a los invasores no los ven como infractores, sino como votos”, señala.