Tribuna Campeche

Diario Independiente

Obispo desayunó ayer con curas y reporteros

Pidió promover información de la llegada del papa Francisco

El obispo de Campeche, José Francisco González González, desayunó ayer con algunos reporteros y representantes del Decanato Carmen, a los que les pidió promover la información relativa a la llegada del papa Francisco, les comunicó que asistirán a recepcionarlo 450 campechanos y solicitó apoyo económico al alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus para concretar sus metas eclesiales en el presente año.

González González arribó acompañado por dos personas al restaurante de conocida cadena, localizado en la Plaza Zentralia. Vestía pantalón negro y camisa blanca y portaba crucifijo. Ya lo esperaba una docena de invitados, entre ellos Cinthia Sánchez, Luis Felipe Ayala, Paloma Brito Ojeda, Beatriz Jiménez y Eduardo Vadillo.

De los sacerdotes estuvieron Marcos Rubén Cohuó Muñoz,  vocero del decanato, Javier Can y el diácono Rodolfo Coj Estrada Castro. La mayoría desayunó omelet con frijoles colados, pan, jugo de naranja y café.

—Quiero agradecerles, les dijo a los reporteros locales, todas sus atenciones por dos de años de servicio pastoral en Campeche, y expuso lo relacionado con la visita papal y la concurrencia de 450 campechanos a su recepción.

Frente al espacio que el obispo ocupaba en la mesa permaneció una cruz, en cuya parte central llevaba impresa fotografías alusivas a la explotación petrolera y de la Virgen de El Carmen.

El representante de la Iglesia Católica en ningún momento aludió a las encuestas que señalan que al 50 por ciento de los mexicanos no les interesa la visita del pontífice, por estar preocupados por otras situaciones, y menos refirió, ni los reporteros le preguntaron, lo relacionado con las denuncias civil y penal del presbítero veterocatólico Luis Felipe Izquierdo Cundafé contra los curas Martín Mena Carrillo y Francisco “El Bimbo” Velázquez Trejo, por pedofilia.

A los obispos Ramón Castro Castro y José Francisco González González se les señala en las denuncias de ser cómplices, por negarse a intervenir e investigar, para aplicar las sanciones que correspondan e impedir que excesos similares se cometan en los seminarios.