Inicio»Carmen»Obispo no debe inmiscuirse en la promulgación de leyes

Obispo no debe inmiscuirse en la promulgación de leyes

0
Compartidos
Google+

El obispo José Francisco González González no debe inmiscuirse en el trabajo legislativo y promulgación de leyes, pues en nuestro país está perfectamente definido cuál es el papel de la Iglesia Católica y los ministros de culto, sentenció Rodolfo Marín Hernández, delegado municipal del Frente Campesino Independiente “Emiliano Zapata” (Freciez).

La aprobación del matrimonio entre las personas del mismo sexo fue mandato de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que los diputados locales acataron, y como consecuencia hubo modificación a los códigos Civil y Penal del Estado de Campeche.

Sin embargo, grupos manipulados por González González hicieron marcha y protesta, previa recolecta de firmas en que usaron a menores de edad, lo que solo propició enfrentamiento con algunos diputados e integrantes de la comunidad lésbico-gay.

“Hay que respetar la ley, los ciudadanos nos regimos por una serie de legislaciones en que está establecido cuál es el papel de la Iglesia y de los ministros de culto. Por su parte, los curas tienen su legislación, además de la Biblia, y opera únicamente en los círculos eclesiásticos.

“También es cierto que se ha avanzado en educación y conocimiento, por lo que ya no estamos en aquella época oscurantista en la que el ser humano era sometido o manipulado por la religión y sus representantes”, aseveró.

Si los líderes católicos se oponen a los matrimonios entre personas del mismo sexo —expresó—, se respeta su postura, pero tampoco deben actuar contra los grupos que han peleado por derechos específicos. Otra cosa es que ellos no casen a homosexuales.

Asimismo, Marín Hernández consideró que la doctrina católica puede ser  errónea en temas como el aborto, el divorcio y principalmente el uso de anticonceptivos, métodos que ya fueron aceptados por la sociedad y que tienen sus bases en principios legales.

El aborto —ejemplificó— evita embarazos no deseados y disminuye el índice de niños abandonados, el divorcio permite que las mujeres no continúen siendo maltratadas por sus parejas y evita posibles delitos como el feminicidio, y el uso del condón previene la propagación de enfermedades de transmisión sexual, principalmente entre menores de edad.

Estas son solo pruebas de que la Iglesia Católica está siendo demasiado intolerante, sentenció Marín Hernández.

De igual forma, indicó que en lugar de incitar a la grey católica a la protesta sin sentido, el obispo debe investigar a los sacerdotes acusados de pederastia.

Noticia anterior

Sustentadas las reformas, dice Méndez

Siguiente noticia

Camioneta se atraviesa a familia en motocicleta

No hay comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *