Inicio»Carmen»Nueva pifia del edil Gutiérrez Lazarus

Nueva pifia del edil Gutiérrez Lazarus

0
Compartidos
Google+

Tras la aparición de un motor “desaparecido” del inventario del Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Smapac), se dio marcha atrás al proceso de cese en contra del director Octavio Oliver Cruz Quevedo, convirtiéndose el caso en una nueva pifia del alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus, por pretender destituirlo por revanchismo político.

El Gobierno Municipal dio por cancelada la investigación sobre la venta de pipas de agua, misma que fue exigida por trabajadores sindicalizados, en contra del titular al no tener como comprobar esa irregularidad.

El motor de la Hilux que había sido desmantelada “apareció” extrañamente en el mismo lugar, sin que se sepa quién o quiénes lo llevaron, lo que pudo ser corroborado por la Comisión de Regidores que se reunió ayer a las 10:00 horas en las instalaciones de la dependencia.

Los cabildantes enviados por el alcalde, llevaban la instrucción de buscar evidencias para obligar la renuncia de Cruz Quevedo, poco pudieron hacer ante la férrea defensa que presentó Hermilo Arcos May, durante la reunión de más de dos horas y en la que finalmente se informó que “todo regresaría a la normalidad”.

Cruz Quevedo y Uriel Parrilla de la Peña, director y coordinador operativo del Smapac, respectivamente, continuarán en el cargo.

Sin embargo, durante la reunión con Cruz Quevedo, regidores y sindicalizados encabezados por su líder Miguel Ramón Córdova, se acordó que no se tocarían los temas de la denuncia de la falta de equipos, uniformes y material de mantenimiento.

Arcos May indicó que la destitución del director del Smapac no es algo exclusivo del alcalde, pues “el nombramiento depende de la Junta de Gobierno, que es la que asigna al titular del sistema, el primer edil tiene voz y voto pero quien nombra es el Consejo”.

Por su parte Cruz Quevedo fue tajante al señalar que Diana Méndez Graniel, secretaria del Ayuntamiento está mal informada sobre el pago de las facturas por consumo de energía eléctrica a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), cuyo monto mensual es de tres millones de pesos.

“Nosotros, Smapac, la pagamos, creo que ella  desconoce la operatividad del sistema, la Comuna nos apoya con una parte pero no en su totalidad”.

En cuestión sobre la denuncia de venta clandestina de agua potable por medio de pipas, informó que los trabajadores deben presentar ante la Contraloría su declaración oficial y llevar pruebas suficientes para determinar que funcionario es el responsable para sancionarlo, pero que “no se vale levantar falsos”.

Méndez Graniel, secretaria del Ayuntamiento, se comprometió durante la manifestación de los trabajadores sindicalizados, a destinar recursos económicos para reparación de camiones, compra de equipo y uniformes para los obreros a partir de este lunes, pero solo quedó en promesa.

Ahí mismo se dio a conocer que el Smapac presenta un pasivo de 30 millones de pesos, lo que no permite invertir en nueva maquinaria, equipos y uniformes, pues opera con números rojos por la falta de pago de parte de los usuarios.

Cabe destacar en la reunión asistieron los regidores Candelario Zavala Metelín, Celeste Salvaño López, Landy Velázquez May y la síndica María Elene Maury Pérez, y Hermilo Arcos May y funcionarios del Smapac, encabezados por su director.

Noticia anterior

Bautizan a Rafael Alejandro

Siguiente noticia

Exitosa presentación de marimba “El Pregonero”

No hay comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *