Tribuna Campeche

Diario Independiente

Ancianos reclaman vivienda al alcalde

Los citan el 11 de julio

Más de 30 personas de la tercera edad afiliadas al Frente Campesino Independiente “Emiliano Zapata Salazar” (Freciez), exigieron ayer al alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus cumplir con su compromiso de otorgarles pies de casa.

Encabezados por Luis Antonio Che Cu y Rodolfo Marín Hernández, dirigentes estatal y municipal de la agrupación, arribaron a las 12:10 horas al Palacio Municipal y solicitaron audiencia con el edil, pero ni éste, ni la secretaria del Ayuntamiento, Diana Méndez Graniel, les dieron la cara.

A paso lento y con dificultad subieron al tercer piso con la intención de dialogar con el munícipe, quien a través de su secretaria les comunicó que no podía atenderlos.

Los dirigentes pidieron entonces hablar con Méndez Graniel, pero ésta también se negó argumentando que estaba en una junta muy importante.

Ante tal situación, los inconformes empezaron a gritar consignas contra la administración panista. “Este Gobierno es represor y viola garantías de las personas de la tercera edad al negarles vivienda digna”, exclamaron.

Exigimos al alcalde que nos cumpla, pero no da la cara, al igual que la secretaria del Ayuntamiento. En respuesta nos mandan a Rosa Erlinda Moreno Marrufo, coordinadora de Gobernación, pero nosotros no vamos a dialogar con un funcionario de tercer nivel, sino queremos a alguien de peso, aseveró Che Cu.

Moreno Marrufo redactó documento que entregó a los inconformes donde les informaba que el lunes 11 de julio los atenderá el alcalde, para abordar el asunto de la vivienda.

Oficio en mano, los manifestantes decidieron retirarse no sin antes advertir a Moreno Marrufo que de no cumplir, tomarán el Palacio Municipal, en especial las oficinas donde despacha el panista su jefe.

Lamentamos la actitud del alcalde, quien no debe olvidar que el pueblo lo puso y lo puede remover del cargo, por lo que debe darnos la cara. No sabemos quién lo asesora, pero si es su papá, no lo está ayudando en nada, sentenció Che Cu.