Tribuna Campeche

Diario Independiente

Ordena edil agredir a los reporteros en el Cabildo

Aprueban extinción de dominio de áreas públicasa a favor del Country Club

Intolerante a la crítica, el alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus enloqueció y ordenó agredir a representantes sociales y medios de comunicación durante la X Séptima Sesión Extraordinaria de Cabildo en la que regidores de su partido  aprobaron la extinción de dominio de áreas públicas a favor del Country Club Carmen donde se construye un edificio de 10 niveles.

Entre acusaciones de fascista y de encabezar un gobierno antidemocrático y corrupto, Miriam López Fuentes y Pedro Sánchez Villanueva, líderes de las colonias Bivalvo I y II, recriminaron al edil el uso de la fuerza pública y de personal a su disposición para acallar las protestas en su contra.

Gritos, insultos y agresiones predominaron en una Sesión Extraordinaria de Cabildo prácticamente blindada por agentes de la Policía Municipal y empleados al servicio personal del alcalde que impidieron a empujones que intentaran acercarse al presidente municipal para ser entrevistado sobre la polémica autorización de ceder terrenos destinados para la ampliación de la avenida Nardos y áreas verdes a empresarios carmelitas.

La convocatoria a la reunión celebrada ayer a partir de las 8:00 horas, a pesar de ser pública, la secretaria del Ayuntamiento, Diana Méndez Graniel, giró instrucciones para que el acceso al edificio del Palacio Municipal les fuera negado a los reporteros, como señal para ratificar quien es la que manda, pues la orden fue tajante; “no dejar pasar a ninguna persona”.

La directora de Comunicación Social, Brenda Escarpulli Siu, intervino para permitir que pasen reporteros.

En la sesión se trataron temas como el de la iniciativa de acuerdo en el dictamen de la Comisión Edilicia de Planeación relativo al programa de inversión anual del municipio para el ejercicio fiscal 2016.

También el acuerdo en el dictamen de la Comisión Edilicia de Obras Publicas y Desarrollo urbano concerniente a la solicitud del representante legal de la empresa “Súper Materiales del Golfo, S.A. de C.V., y propietaria del conjunto Country Club Playa Palmas.

Los cabildantes se enfrascaron en severa discusión, la décima regidora, Gleni Damián Martínez acusó al presidente de la Comisión de Obras Publicas, Jorge Nordhausen Carrizales de querer beneficiarse pues tanto su mamá Catalina Carrizales como su esposa, fueron las que vendieron los terrenos del Country Club, pero invadieron zonas de áreas verdes y públicas.

Nordhausen Carrizales le refutó a la décima regidora no había leído el documento además la acusó de ser mandada por personas que si tienen intereses, motivo por el cual se generó la discusión acalorada entre ambos durante la sesión.

Sin embargo, quien entró al quite fue el síndico administrativo Alberto Rodríguez dijo: “Tengo la ética moral y te lo digo de frente, te reto aquí ante los medios de comunicación, aquí no hay ningún interés porque si hablamos de familia pues se ven afectadas las Del Rio, Jaber y Abreu”.

Pese a los argumentos y al enfrentamiento verbal, la secretaria del Ayuntamiento, Diana Méndez Graniel citó a votación dicho tema que fue rápidamente aprobado por 11 votos a favor, uno en contra y tres abstenciones.

Mientras Méndez Graniel daba el resultado, líderes de colonias recriminaron el resultado pues aseguran que es lamentable que la Comuna se preste a esta violación.