Inicio»Carmen»Cede la Comuna ante los policías

Cede la Comuna ante los policías

0
Compartidos
Google+

Tras ocho horas de plantón, policías municipales doblegaron a la administración de Pablo Gutiérrez Lazarus y consiguieron el pago completo del bono escolar y del Programa de Fortalecimiento para la Seguridad (Fortaseg).

Cada agente raso recibirá ocho mil pesos, y el oficial de primer grado, 31 mil, aunque el importe no será en una sola emisión, sino en ocho quincenas.

El Ayuntamiento destinará dos millones 594 mil 906 pesos para cumplir con el beneficio que sin motivo ni justificación retardó. En total son 190 uniformados encuadrados en dos turnos de 24 horas cada uno.

Los inconformes se amotinaron a las 7 de la mañana en el patio de maniobras de la corporación.

De inmediato aparecieron la subdirectora administrativa Ada Patricia Duque Farías, Mario Antonio Boeta Méndez, encargado de la dirección de la Unidad Administrativa, y Jonny Alberto Morales León, subdirector operativo.

Para evitar a la prensa, pidieron ir uno de los salones de la extinta Academia de Policía, pero les contestaron que no.

Sin otra opción, Boeta Méndez lanzó propuesta inicial: tres mil pesos a cada uno. La respuesta de los agentes fue negativa, y la postura clara: no salir a vigilar en tanto la oferta sea injusta.

Durante más de dos horas no pudieron llegar a un acuerdo. En tanto, la ciudad estaba sin vigilancia.

Ante la posición firme de los gendarmes, y sin otra alternativa, a las 11 los funcionarios pidieron dialogar en una zona del estacionamiento alejada de los periodistas. Luego se dirigieron a sus oficinas.

A las 2 de la tarde regresaron al área del plantón con dos pliegos de papel bond cuadriculado, en que habían anotado nuevas cifras para el pago de los bonos.

Anunciaron por escrito que cada policía raso recibiría ocho mil 792 pesos, el de tercer rango, 14 mil 826; el de segundo grado, 21 mil 863, y los oficiales de primer grado, 31 mil 689 pesos.

Los policías consideraron que el alcalde los quería “chamaquear” para quedarse con el dinero.

Al principio no estuvieron de acuerdo en que el pago fuera en quincenas, a partir de la próxima, hasta diciembre próximo. A las 3 aceptaron y abordaron las patrullas para vigilar en las zonas asignadas.

Como se recordará, lunes y martes también protestaron porque ningún funcionario les había dado la cara.

Noticia anterior

Peligro, techo del mercado de Bécal

Siguiente noticia

Ataque infundado al presidente