Tribuna Campeche

Diario Independiente

Exobreros a punto de ‘doblar’ al SAE

Comisión de diputados abordan el caso: Marín

Alrededor de 70 extrabajadores de Oceanografía que tienen denunciados penalmente a altos funcionarios del Servicio de Enajenación de Bienes (SAE) por malos manejos de un fideicomiso de la empresa, confían que en breve podrán recibir sus cheques, señaló su representante Elías Marín Moguel.

Aseguró que el caso prospera bien en manos de la Comisión Oceanografía de la Cámara de Diputados. “Los legisladores han abordado el caso con responsabilidad  y esperamos que los resolutivos que se emitan continúen favoreciéndonos, tal y como ha ocurrido a la fecha”.

Indicó que la comisión de diputados tomó conocimientos de la denuncia penal que fue presentada en contra del director general del SAE, Héctor Orozco Fernández, así como de Norma Romero Mendoza, coordinadora jurídica, y el administrador directo, Alfonso Maza.

“A los tres se les señalan cargos de presunta desviación o malversación de un fideicomiso etiquetado por el juez del concurso mercantil, Felipe Consuelo Soto, para pagar salarios y liquidaciones.  El cual fue erigido hace dos años en el banco Invex quien puso el recurso a disposición del SAE vía un billete de depósito, lo cual era ocho millones 835 mil 650 pesos”.

“Lo insólito del caso es que originalmente el administrador emergente se amparó contra la orden del juez, en un recurso que llegó a un Tribunal Colegiado quien lo desechó”.

“Aún así el dinero no llegó a manos de los trabajadores, a quienes apenas en abril comenzaron a ser liquidados, sin embargo, aunque varios aceptaron las paupérrimas liquidaciones, otros las rechazaron”.

 

NO HAY CERRAZÓN

Asimismo enfatizó que si de pronto se ha dejado de abordar el tema públicamente se debe a las recomendaciones de los abogados y de la propia comisión legislativa que lleva el caso.

Indicó que debido a lo delicado del asunto, puesto que se tocaron fibras muy sensibles dentro del SAE, Pemex y otras entidades, el caso se lleva con suficiente diplomacia, con el propósito de no poner en riesgo el dinero de los obreros y que el caso se prologue mucho más tiempo.

Sin embargo, necesario mencionar que este grupo de trabajos constituye una fracción mínima de trabajadores que reclama el pago de su liquidación, algunos desde febrero del 2014, cuando la empresa fue intervenida por el Gobierno Federal.