Inicio»Carmen»Le dan el último adiós

Le dan el último adiós

0
Compartidos
Google+

EXIGEN QUE DETENGAN A ASESINOS DE JUNCO MAY

 

NUEVO PROGRESO.— Alrededor de 200 personas se manifestaron más de dos horas en la carretera federal 180, por la tibieza de las autoridades para detener a los tres presuntos asesinos del joven Josué Junco May.

En su protesta impidieron el paso vehicular. La medida inició antes de las 14:00 horas, y pasadas las 16:00 horas llegaron policías antimotines de la Agencia Estatal de Investigaciones y elementos de la Marina.

Incluso, los habitantes convocaron al pueblo a tomar armas, machetes y palos para encabezar la búsqueda de los prófugos, a quienes pretendieron hacer salir de la zona selvática quemando parcelas y popales.

Mientras, otro grupo se reunió en la Comisaría Municipal para trasladarse al kilómetro 122+100 para iniciar otra manifestación, ahora en la carretera Costera del Golfo, y cortar el tráfico proveniente de Frontera, Tabasco, con destino a esta ciudad y al resto de la Península de Yucatán.

Los inconformes exigieron a las autoridades encontrar a los culpables que andan a salto de mata y escondidos entre la maleza de la zona.

“Estamos aquí como medida de presión para que las autoridades intervengan”, gritaron a voz de cuello, mientras se formaba la fila de automovilistas varados en ambos lados.

Diez minutos después de plantarse en la carretera se presentaron agentes de la Policía Estatal Preventiva (PEP) a bordo de tres unidades, quienes a petición de los habitantes recorrieron los caminos vecinales en busca de los asesinos que se encuentran plenamente identificados.

Aseguraron que esta vez están preparados para enfrentar a los antimotines y a los elementos de la Secretaría de Marina.

Entre los tres presuntos responsables se encuentran plenamente identificados Cecilio Luna Pérez (a) “El Chirras”, su hermano a quien apodan El Piolas o El Mashito, y otro sujeto al que conocen por El Monstruo.

Los habitantes “peinaban” toda la zona entre San Antonio Cárdenas y Nuevo Progreso, pues alguien avisó que los tipos se encontraban cercados en la parcela de la señora Rosa López, perteneciente a San Antonio Cárdenas, pero no encontraron a ninguno.

Al cierre de la edición los tres sujetos aún no eran encontrados, a pesar que los ejidatarios comenzaron a quemar parcelas y popales para obligarlos a salir de su madriguera.

Poco después de las cuatro de la tarde el tránsito sobre la carretera federal estaba libre.

 

NUEVO PROGRESO.- La mañana de ayer, cerca de 500 habitantes de Nuevo Progreso acompañaron hasta su última morada al joven Josué Junco May, hijo de Elizabeth May García y Carmen Junco de la Cruz.

En el cortejo fúnebre los residentes no solo lloran la partida de él, sino por el clima de violencia e impunidad que se ha registrado a últimas fechas, por lo que temen por la seguridad de sus familias, pues tienen plenamente identificados a los delincuentes.

Tras media hora, el cortejo llegó al cementerio; habitantes, dolientes, amigos y familiares despidieron al joven de 25 años que para ganarse la vida, vendía garrafones de agua purificada además de ayudar en casa  a sus padres.

Cabe destacar era exintegrante de la Sociedad Cooperativa de Mototaxistas, cursó la primaria en la Escuela “Emiliano Zapata” de Nuevo Progreso, del turno vespertino, y continuó su aprendizaje en la Escuela Secundaria Técnica número 41 del mismo lugar. Sus compañeros aún no dan crédito de los hechos.

Noticia anterior

Lesiona a motociclista al dar vuelta prohibida

Siguiente noticia

Rinden protesta vigilantes ciudadanos de recursos