Inicio»Carmen»Paran “piperos” de aguas residuales

Paran “piperos” de aguas residuales

0
Compartidos
Google+

Al no tener dónde arrojar aguas negras ante el cierre de las seis plantas tratadoras a cargo de la Comuna por falta de mantenimiento, empresarios del ramo de desazolve de fosas sépticas pararon ayer labores.

A las 8 de la mañana, 22 integrantes de la Unión de Transportistas de Aguas Residuales (UTAR) apostaron sus unidades cargadas de líquido usado en el estacionamiento del Domo del Mar, en Playa Norte.

Sin ser atendidos por ninguna autoridad, se retiraron a las 3:30 de la tarde, no sin antes advertir que realizarán la misma protesta todos los días o arrojarán las aguas residuales en las puertas del Ayuntamiento, para ser escuchados.

En tanto, la Comuna no muestra interés en dar mantenimiento a las plantas tratadoras, que deberían procesar 373 mil 444 metros cúbicos de líquidos residuales al año.

Guillermo Montiel Bulbarella, vocal de la UTAR, reiteró que el problema deriva de la falta de espacio para arrojar lodo séptico, lo que es responsabilidad del alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus.

“El paro de las pipas es para que la sociedad sepa que no tenemos dónde descargar las aguas residuales, y evitar que vayan a parar a la Laguna de Término o al manto freático sin recibir tratamiento”.

La obligación directa de dar mantenimiento, operar y recibir los desechos de casas y comercios de la Isla —recalcó—, es el Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Carmen (Smapac).

Además, la Subdirección de Medio Ambiente y Aprovechamiento Sustentable debe verificar que haya equipos y condiciones ambientales necesarias para ofrecer el servicio.

En la ciudad —precisó—, hay seis plantas de tratamiento de aguas residuales, ubicadas en los fraccionamientos de San Manuel, Arcila, Reforma, Fovissste y Orizaba. La de la colonia 23 de Julio fue clausura por reclamo de los vecinos.

Al año, estos equipos deberían procesar 373 mil 444 metros cúbicos de aguas negras.

Al inicio del trienio de Pablo Gutiérrez Lazarus, ofrecimos erogar un millón 800 mil pesos en la reparación y ajuste de la planta ubicada cerca de la 23 de Julio, sin embargo, la Comuna no aceptó.

Ahora, la pregunta es ¿qué resultados generó la millonaria inversión que supuestamente realizó el Ayuntamiento de Carmen a las plantas de tratamientos de aguas residuales?

En boletín oficial emitido en julio último, fue anunciada la inversión de cinco millones 86 mil 590 pesos del Programa Fondo de Infraestructura Social Municipal (FISM 2016), para mantenimiento y ajustes de las plantas tratadoras de Reforma, Arcila y San Manuel.

El dinero —se precisó—, cubriría la instalación de bombas sumergibles de 30 hp (caballos de fuerza), bomba centrífuga con motor de 15 hp y bomba sumergible con motor de 25 hp.

También, la rehabilitación de módulos de desazolve y limpieza del módulo de aireación, restauración del baño que incluye el suministro e instalación de equipos, colocación de piso de loseta, instalación eléctrica (salida eléctrica contactos y apagadores), y pintura, así como mantenimiento al portón de acceso.

 

NO FUNCIONAN

Ahora, los piperos denunciaron que las plantas no funcionan, lo que les genera elevadas pérdidas económicas, porque cada integrante de la UTAR atiende en promedio al día 30 domicilios y cinco comercios, para retirar sus desechos de las fosas sépticas.

Debido a que no tienen donde depositar las aguas residuales, optaron por comunicar a sus clientes que por el momento cancelan el servicio, y todo porque el Ayuntamiento no se preocupó en dar mantenimiento a las tratadoras.

Noticia anterior

Gobierno de mentiras

Siguiente noticia

Ahora una #LadyFugas