Tribuna Campeche

Diario Independiente

Insensata la propuesta de Gutiérrez

Se debe buscar otra estrategia para cumplir con las prestaciones de los trabajadores, sugiere Damián

De insensata calificó la décima regidora Gleni Guadalupe Damián Martínez la idea del alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus, de endeudar una vez más al Ayuntamiento de El Carmen. Mientras el síndico de Hacienda, José del Carmen Gómez Quej evitó hablar sobre la reducción de los onerosos salarios del edil y cabildantes.

Primeramente Damián Martínez consideró que de acuerdo al panorama que se vislumbra para el próximo año y con el recorte en las participaciones por parte de la Federación, imprudente pensar en contraer más deudas debido a que la Comuna se encuentra totalmente comprometida por los compromisos heredados de las dos últimas administraciones.

Indicó que el edil pretende solicitar un préstamo al Banco Interacciones para pagar la nómina de aguinaldos de los tres mil 500 burócratas que tiene la Comuna.

Sostuvo que primero se debe analizar de manera prudente dicha propuesta o buscar alguna otra estrategia que permita poder cumplir con los aguinaldos de los trabajadores, en caso de llegar a tener que recurrir al préstamo, el alcalde tendrá que sustentar para que será utilizado.

“Además es bastante indignante que Gutiérrez Lazarus piense en pedir un nuevo crédito debido a que el primero que contrató con el Banco de Interacciones no ha sido transparentado del todo a los regidores, no sabemos si ya se pagó o se ha abonado”.

“Tampoco sabemos si se utilizó en los rubros para lo que se solicitó, pero aun más preocupa es que la Auditoría Superior del Estado de Campeche (Asecam) le hizo observaciones al edil por el desvío de más de tres millones de pesos de los 50 que corresponden al préstamo anterior”.

“No hay transparencia en el manejo de los recursos, no sabemos cuánto fue lo que se recaudó este año de impuestos, en qué condiciones se encuentra el estado financiero del Ayuntamiento”, recalcó.

 

ONEROSO SALARIO

En tanto el síndico de Hacienda, Gómez Quej titubeó fue en sí aceptarían reducirse el oneroso salario que devengan, sobre todo porque el edil y los regidores carmelitas son los mejores pagados en el Estado.

Puntualizó que en el 2015 y solo por los tres primeros meses de este Gobierno, los funcionarios municipales recibieron un bono superior a los 200 mil pesos cada uno, aparte de las tres quincenas de aguinaldo que se adjudicaron.

Luego cambió de tema, al dar a conocer que el pasado fin de semana, directores y coordinadores de la Comuna se reunieron con el tesorero, Carlos Flores Olán, así como la comisión edilicia en la cual encabeza para integrar el proyecto de ingresos 2017.

Por lo que a pocos días de ser presentado ante el Congreso del Estado dicho proyecto, Gómez Quej, encargado de vigilar las finanzas municipales, señaló que para el próximo año se prevé una disminución  en la recaudación de los impuestos.

Resaltó que en este año que está por terminar se proyectó un ingreso de 90 millones de pesos por pago del Impuesto Predial y a duras penas se alcanzaron 60 millones de pesos.

Incluso para este año se tiene que planificar de forma realista el ingreso de recursos económicos, sobre todo para que el Ayuntamiento pueda soportar el recorte del 28% en el Presupuesto de Egresos que otorgara el Congreso local, derivado del recorte federal de mil 600 millones de pesos estimados para la entidad.