Inicio»Carmen»No paga edil a CFE

No paga edil a CFE

0
Compartidos
Google+

Con prepotencia y cerrazón, el alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus evitó que trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) cortaran la energía eléctrica al edificio del Ayuntamiento.

Todo comenzó a las ocho de la mañana de ayer, cuando una cuadrilla de la empresa productiva del Estado, a cargo de los ingenieros Kenji Velazco y Abel Mendoza se presentaron en las instalaciones del Palacio Municipal para exigir el pago de un millón 300 mil pesos por servicio eléctrico que adeuda de varias comunidades.

Mendoza llevaba la orden de dialogar con el tesorero Carlos Arturo Flores Olán para mediar el pago correspondiente, pues aseguró que esta administración es la responsable de cubrir dicho pago.

Pero Flores Olán nunca los recibió a pesar de que el ingeniero Mendoza trató en dos ocasiones de que lo recibiera en su despacho.

Ante la cerrazón oficial trabajadores de la CFE sacaron los equipos para realizar el corte de energía eléctrica y bajar las cuchillas que alimentan del fluido al edificio gubernamental.

Pero el alcalde, quien al parecer se encontraba en su despacho del tercer piso de Palacio Municipal, en un acto de prepotencia y revanchismo movilizó a todo el personal a su disposición para amedrentar a los trabajadores de la empresa productiva del
Estado.

Primeramente, llegó la unidad 052 de la Policía Municipal a la que se le unieron, minutos más tarde, dos unidades de la corporación, donde los uniformados exigieron los documentos del conductor y de la unidad de la CFE.

Los elementos policiacos levantaron una infracción por estacionar la camioneta en lugar prohibido, luego llamaron una grúa tipo plana para llevarse el vehículo al corralón sin más justificación y sin entregar boleta de infracción alguna al conductor de la unidad oficial.

Minutos después, a las inmediaciones del Palacio Municipal llegó Alán Hernández González, coordinador de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) que aseguró sin base alguna, que las acciones que realizaban los trabajadores de la CFE estaban fuera de la ley.

Para terminar de cerrar el cerco en contra de los electricistas, arribó Néstor Solana Ramos, director de Servicios Públicos al frente de una cuadrilla de trabajadores del área de alumbrado público, quienes llevaban la orden expresa del edil de reinstalar el servicio al edificio, si los empleados de la CFE quitaban las cuchillas.

Uno de los burócratas, quien no quiso identificarse por obvias razones, señaló que la orden era directa del alcalde Gutiérrez Lazarus; “reconectar el servicio a como diera lugar si los de la CFE suspendían la corriente”.

Posteriormente, a las 10:15 horas, los funcionarios municipales decidieron iniciar el diálogo entre Diana Méndez Graniel, secretaria del Ayuntamiento; Zobeida de Lourdes Torruco Sélem, coordinadora de Asuntos Jurídicos y Alán Hernández González, titular de la Profeco, quienes se reunieron con Eric Martínez Güemes, superintendente de la CFE Zona Carmen.

Al terminar la reunión, después de una hora, fue el mismo Martínez Güemes quien informó que la diferencia se resolvió entre la exparaestatal y el Ayuntamiento, que no se procedía a realizar el corte de luz, que la Comuna pagaría el adeudo de un millón 371 mil 500 pesos y que la Policía Municipal regresaría la unidad que les fue asegurada.

Pero los mismos empleados de la CFE, testigos y curiosos presenciales de los hechos, criticaron el utilizar la maquinaria  a su disposición para evitar que los trabajadores de la Empresa Productiva del Estado cumplieran con su trabajo y realizaran el corte de luz del edificio del Ayuntamiento.

Noticia anterior

Redescubren especie de “henequén verde”

Siguiente noticia

Rock de Libido en el FICH