Inicio»Carmen»Exigen apoyos y alcalde disfruta de la pintadera

Exigen apoyos y alcalde disfruta de la pintadera

0
Compartidos
Google+

Mientras el edil Pablo Gutiérrez Lazarus y un grupito de funcionarios disfrutaban el Martes de Pintadera en Playa Norte, un grupo de personas de la tercera edad se manifestaba en las inmediaciones de Palacio Municipal, para solicitar infructuosamente medicamentos y despensas.

Fieles a su costumbre de acudir cada martes sin importar que era día inhábil, poco más de 60 senectos de Antorcha Campesina sitiaron el recinto oficial y exhibieron pancartas.

A las 10:50 de la mañana, los inconformes partieron del punto de reunión —el parque Ignacio Zaragoza— rumbo al Palacio Municipal.

En tres minutos algunos llegaron al costado derecho del edificio, concretamente a la entrada privada de Gutiérrez Lazarus. Los demás se colocaron en el acceso principal.

Mostraron pancartas con leyendas como “Lazarus, cúmplenos”, “No pedimos gran cosa, solo que nos apoyes con medicamentos y despensas” y “Tú también tienes familia anciana”.

Ante la mirada de curiosos, los manifestantes gritaban con todas sus fuerzas: “Ya estamos ancianos pero también nuestro voto sirve” y “No olvides que puedes llegar a esta edad, Pablo”.

Lucía Garza Martínez aseguró que ella y sus compañeros requieren los estudios y apoyos médicos, alimentos, entre otras necesidades.

Con bastón en mano y andaderas, los abuelitos permanecieron de pie más de 50 minutos. Alrededor de las 11:40 acordaron regresar al parque.

Antes, el líder Luis Lajas dijo: “Estamos aquí una vez más para solicitar apoyos. Supimos que ayer el Cabildo aprobó el dictamen para el uso de la fuerza pública como última opción, pero vemos que siguen las vallas y policías en las afueras del Palacio”.

Gutiérrez Lazarus ha demostrado que no le importan las recomendaciones de la CNDH.

En esta ocasión, los genízaros fueron apostados en las afueras del Ayuntamiento, portando armas largas.

Noticia anterior

Más de 100 mil en desfile

Siguiente noticia

Sobreviviente del Blue Parrot, atendida en hospital de Mérida