Tribuna Campeche

Diario Independiente

Fue decisión prematura de Gutiérrez

La propuesta se debió de presentar con dos días de anticipación, manifiesta Nordhausen Carrizales

El nombramiento de la yucateca Ligia Patricia Castillo Góngora como nueva tesorera municipal fue una decisión prematura del alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus, lo cual generará incertidumbre y desconfianza, incluso como siempre no dio tiempo de analizar a detalle su historial laboral.

Consideró lo anterior  el segundo regidor, Jorge Alberto Nordhausen Carrizales, razón por la cual se abstuvo de aprobar esa designación unilateral del munícipe.

El cabildante expresó que durante la pasada Vigésima Octava Sesión Extraordinaria de Cabildo, al igual que sus correligionarios José del Carmen Gómez Quej y Mayela Martínez Arroyo, se abstuvieron emitir su voto a favor o en contra, para no tomar una decisión irresponsable.

“El edil nos presentó la propuesta de Castillo Góngora como tesorera municipal a menos de 24 horas de la reunión para su aprobación, este tiempo no fue suficiente para que analizáramos su trayectoria como funcionaria en otros estados”, destacó.

Indicó que la propuesta se debió de presentar con dos días de anticipación para ser entrevistada a detalle como aspirante, pero desgraciadamente no se dio así y por mayoría de votos fue aprobada su imposición por parte del edil.

Sin embargo, desgraciadamente sus abstenciones no marcaron la diferencia debido a que el alcalde tiene de su lado a la mayoría de los cabildantes y por ello logró obtener el consentimiento a favor de la yucateca, pero no descartó que los tres panistas que no emitieron su veredicto hayan incurrido en alguna irresponsabilidad.

Asimismo, reiteró que este tipo de decisiones se tienen que analizar a detalle y no ser aprobadas a la ligera como lo hicieron sus compañeros cabildantes, debido a que lo que está en juego es el manejo de los recursos públicos de los carmelitas.

“Esperemos desempeñe un buen papel como tesorera y saque adelante de la mejor manera posible sus tareas dentro de esta complicada situación financiera en la que se encuentra el municipio, que es una papa caliente con la falta de liquidez económica”, sostuvo.

Además la Comisión Edilicia de Hacienda será la encargada de vigilar el buen funcionamiento y desempeño de Castillo Góngora, por lo pronto —aseguró— que en lo personal esperará el primer dictamen que se haga llegar de las cuentas públicas del Ayuntamiento.

Incluso al contar ya con titular en la Tesorería Municipal, el edil ya no tendrá pretexto para presentarles los informes contables y financieros mensuales durante las sesiones ordinarias de Cabildo.

“Esperemos que se regularicen en ese tema y la tesorera cumpla con la Ley Orgánica de los Municipios del Estado de Campeche que marcan como obligación que los primeros siete días de cada mes se nos deben presentar los estados financieros, en esta parte es donde estaremos viendo su desempeño laboral”, puntualizó.