Tribuna Campeche

Diario Independiente

De nuevo Gutiérrez no recibe a abuelitos

De nueva cuenta los senectos no fueron recibidos por el presidente municipal

Una vez más, el envío de policías municipales para sitiar el Ayuntamiento fue la respuesta del alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus a los cerca de 70 ancianos antorchistas que piden despensas, estudios médicos y medicinas.

A las 11 de la mañana, tras el pase de lista en las inmediaciones del parque Ignacio Zaragoza, los senectos se dirigieron trabajosamente hacia el Palacio Municipal.

Como se ha vuelto costumbre los martes, agentes de la Dirección de Seguridad Pública, Vialidad y Tránsito Municipal (DSPVTM) fueron apostados detrás de vallas metálicas para impedir que ingresaran al edificio.

Los antorchistas se colocaron primero en el acceso principal, donde denunciaron a gritos que el edil y la secretaria de la Comuna, Diana Méndez Graniel, se niegan a recibirlos. Luego se trasladaron al tramo privado utilizado por los citados funcionarios.

Y soltaron: “Con o sin policías, tu administración es la más corrupta”, “Eres una vergüenza ante los ojos del país, desprecias a los adultos mayores” y “Danos despensa, no podemos trabajar por nuestra edad”.

También mostraron pancartas, en algunas de las cuales se leía: “Tan solo queremos una despensa, señor presidente”, “Basta de poner vallas, ¿acaso somos delincuentes’ y, “Exigimos audiencia, y se negó el presidente”.

Jacinta Cruz Pérez, Eulalio Martínez Pedrero, María Esther Loría González y Federico Chan Pinto, entre otros, recordaron que incluso la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) hizo recomendaciones a la autoridad municipal, pero de nada ha servido porque siguen siendo amedrentados por la policía.

A como están las cosas —agregaron—, solo falta que nos agredan para que otras instancias intervengan.

Martínez Pedrero relató que se sumó a esta lucha porque ya no puede trabajar. “Con el paso de los años mis fuerzas han ido mermando, por lo cual mi andar es lento, y por esa razón también apoyo la manifestación, pensando que el gobierno panista responderá a las súplicas”.

Cabe mencionar que a diferencia de otras ocasiones, la protesta inició cerca de las 11 de la mañana y 45 minutos después decidieron retirarse por el fuerte viento y llovizna, pues algunos ancianitos padecen enfermedades de las vías respiratorias.