Tribuna Campeche

Diario Independiente

Olvidó sus promesas de campaña: Herrera

Solo gobierna para un grupo de oportunistas, afirma

“Los ciudadanos tenemos memoria cuando Pablo Gutiérrez Lazarus era candidato, prometió transparentar las cuentas públicas, incluir acciones viables, congruentes, modernas y acordes a los tiempos que necesita el municipio y olvidar los colores partidistas; pero ahora hace como que la virgen le habla”.

Expresó lo anterior Cleotilde Herrera Díaz, delegada de la Comisión Insurgente de los Derechos Humanos ONG A.C., al recordar las promesas de campaña del alcalde.

“El edil afirmó que su plan de gobierno sería de puertas abiertas, mientras criticaba al partido en el poder, pero ahora incurre en la misma situación y peor, ya que solo gobierna para un grupo de oportunistas”, indicó.

Sostuvo que se comprometió a trabajar intensamente no solo por quienes le dieran su voto, sino también por aquellos que dudaron de su capacidad.

Lamentó que el edil se haya quitado la piel de oveja tras llegar al poder. “Lo primero que queda claro, es que ni siquiera tenía un plan de gobierno, más que es un títere del exdirigente del PAN Municipal, Juan Mendoza Vior y de la secretaria del Ayuntamiento, Diana Méndez Graniel”.

Mientras en su discurso proselitista al buscar la alcaldía, prometió a los ciudadanos que no permitiría que El Carmen se divida, tampoco vivir en una ciudad de blancos o negros, de buenos o malos, se aseguraría de que todos se sumen para sacar al municipio del bache en el que está.

Ahora es cada vez mayor la distancia que pone el edil con los ciudadanos, quienes pagan sus revanchas y su falta de capacidad.

“El alcalde solo beneficia a un círculo muy selecto de amistades solamente. Se comprometió a olvidar los colores partidistas y hasta del azul de su partido, porque ha sembrado división en el PAN, que ahora está muy fracturado por su culpa”, externó.

Otra promesa fue que su administración sería transparente, no habría impunidad, ni permitiría que se abusara del dinero de las arcas del erario público. “No seré tapadera de nadie y no permitiré la corrupción”, aseguró en mayo del 2015.

“Prueba de ello es el saqueo que hicieron con autos del corralón municipal, que aprovechó para meter gente inocente a la cárcel”.

Indicó que en ese caso ha solicitado al Ayuntamiento que se aclare el papel que jugaban Javier Orlando García Moreno y Hassel Ortega Silva, representantes de Ecoaak, S.A. de C.V., en la venta ilegal de vehículos del corralón, sin obtener respuesta alguna.

“A esas personas, el Ayuntamiento les asignó una oficina en el interior del corralón, operaban abiertamente la operación de venta de vehículos, asegurando que era un programa de descacharrización”, afirmó.