Inicio»Carmen»Acompañaron a Rosario Arcos 80, no 800 albañiles

Acompañaron a Rosario Arcos 80, no 800 albañiles

0
Compartidos
Google+

Aproximadamente 80 albañiles junto con Marcelo Rosario Arcos, presidente de la Unión de Ciudadanos en Gestoría Social Carmen, se manifestaron en la construcción del nuevo Puente Vehicular La Unidad cerca de dos horas, donde reclamaron que sindicatos adheridos a la Confederación de Trabajadores de México (CTM) los desprecian y no quieren compartir las plazas laborales con alarifes, aluminieros, soldadores y maniobristas que integran la mencionada agrupación.

Días antes, Rosario Arcos dio a conocer que acudirían 800, pero ayer a las 10 de la mañana en el viaducto, él justificó que llegaron muy pocos porque “recibieron amenazas” del grupo cetemista carmelita que encabeza Alonzo Medina López, quien además funge como secretario general del Sindicato Único de Trabajadores Alarifes de Carmen (Sutac).

Asimismo, indicó que esperan que el titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano, Obras Públicas e Infraestructura (Seduopi), Edilberto Buenfil Montalvo y directivos de las empresas Ingenieros Civiles y Asociados (ICA), Calzada Construcciones (Calco) y Construcciones y Dragados del Sureste les den la cara.

“De no hacerlo, seguiremos manifestando y ahora sí, reunir a mil obreros para tomar otras medidas para que sientan la fuerza de Carmen”, recalcó.

Luego de esperar dos horas el grupito bajo el intenso sol ya no aguantó más y se retiró, pues ninguna autoridad y menos personal de las empresas llegaron a dialogar con los inconformes.

Solamente se observó que tres elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP) llegaron al lugar y después de tomar algunos datos se retiraron del sitio.

Después que bajaron del viaducto en construcción, algunos integrantes de la mencionada asociación, como Óscar Alfredo Pozas Munguía, manifestó que fue una pérdida de tiempo, y que no les solucionaron nada sobre la contratación.

De igual manera, sostuvo que junto con otros compañeros llegó en una camioneta de redilas, ya que no tienen dinero para gastar en el traslado desde la ciudad hasta Isla Aguada, porque desde hace dos años no trabajan.

Cabe destacar a mayor parte de los obreros que se reunieron mostraban documentos que avalaban sus conocimientos, principalmente porque trabajaron en plataformas marinas, no en obras civiles donde participan socios de distintos sindicatos.

También reconocieron que fueron hasta la obra atraídos por la promesa de Rosario Arcos de conseguirles trabajo, pero como no sucedió a lo mejor ya no regresen cuando sean convocados de nuevo.

Noticia anterior

Exigen padres de familia construir paso peatonal

Siguiente noticia

Aké Fierro es presidenta del Cabildo Infantil 2017