Inicio»Carmen»Difícil que E. I. G. L. regrese a la cárcel

Difícil que E. I. G. L. regrese a la cárcel

0
Compartidos
Google+

“Difícilmente el exalcalde E. I. G. L. regresará a prisión, ya que la gravedad del delito que se le imputa implica pena mínima que podría ser conmutada por el pago de multa cuando la jueza dicte sentencia, y extrañamente no fue denunciado por enriquecimiento ilícito”, afirmó el jurista Manuel de Atocha Novelo Chávez.

Explicó que actualmente el exedil se encuentra bajo la figura legal llamada vinculación a proceso, que es la etapa de investigación.

E. I. G. L. aún no ha sido juzgado, pero para obligarlo a comparecer y evitar que evada la acción de la justicia, la jueza Concepción Gutiérrez Pereyra dictó como medida cautelar la extrema, es decir, prisión preventiva, considerando que era la más apropiada.

En respuesta, los abogados, en ejercicio del derecho, promueven la inconformidad ante un juez federal, quien concedió al imputado el derecho de que sea cambiada la medida cautelar, ordenando a la jueza aplicar cualquier otra, menos la de prisión preventiva, porque es extrema.

Es así que se le dicta ahora medida cautelar a través de una fianza de 400 mil pesos.

Cabe subrayar —continuó el jurista—, que lo único que cambió en el proceso al exalcalde carmelita es la medida cautelar, pues las acusaciones en su contra aún no son motivo de juicio.

Se está en la investigación complementaria, en que el Ministerio Público podrá aportar más pruebas para fortalecer la acusación, mientras la defensa aportará las conducentes para ayudar al acusado.

Terminada esta etapa se llegará al juicio oral, que será donde un tribunal definirá si el exmunícipe es culpable o inocente de los cargos que se le imputan.

Podría tener una sentencia condenatoria, pero debemos tomar en cuenta que no hay realmente reparación del daño, porque no se quedó con el dinero, sino lo distrajo para otra cosa. Es decir, lo utilizó para otros gastos del Ayuntamiento, y no en beneficio propio.

En opinión de Novelo Chávez, “lo más que le pueden poner a E. I. G. L. es multa e inhabilitación para no ocupar cargos públicos durante 10 años”.

También, podrían aplicarle castigo menor a tres años de prisión, que puede ser sustituido por el pago de determinada cantidad de dinero. “Difícilmente volverá a la cárcel, al menos en relación al proceso del que estamos hablando”, puntualizó.

Noticia anterior

Allanamiento por amor

Siguiente noticia

Ofrecerá la Oscam Concierto de Solistas