Inicio»Carmen»También a Kidnie ‘moche’ por contrato

También a Kidnie ‘moche’ por contrato

0
Compartidos
Google+

La corrupción de Víctor Manuel Kidnie de la Cruz dentro de la Sección 47 del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), va más allá del cobro de cuotas ilegales y la venta de fichas y plazas, pues también recibe el tres por ciento de los contratos que otorga Petróleos Mexicanos (Pemex) a las empresas.

Manifestó lo anterior el delegado estatal del Frente Nacional de Pueblos Indígenas y Comunidades Marginadas, Froilán Palestino Cruz, al precisar que, por ser la Sonda de Campeche la de mayor productividad petrolera y que más contratos tiene, dicha Sección sindical es la que más dinero recibe en todo el país.

Indicó que desde siempre los secretarios generales de las secciones del STPRM se han enriquecido ilícitamente de la noche a la mañana, como lo hizo Kidnie de la Cruz, quien luego de llegar a la Isla “con una mano adelante y otra atrás, ahora se da vida de lujos que jamás imaginó, pero a costillas de los trabajadores”.

Dentro de las negociaciones turbias que los directivos de Pemex hacen con las empresas petroleras que le brindan servicios, al sindicato le toca el tres por ciento del monto total de cada contrato para mantener callados a sus dirigentes, más las plazas laborales que les otorgan y luego son vendidas a los trabajadores, aseguró.

Es bien sabido que los obreros, sean de base o transitorios, para subir a plataformas tienen que pagar al sindicato una cuota ilegal de 10 mil pesos, mientras que en tierra el monto es de cinco mil, todo va a dar a la bolsa de Kidnie de la Cruz.

Subrayó que Pemex llegó a tener 180 mil trabajadores a nivel nacional para una producción de dos millones de barriles diarios, cuando Petróleo Brasileiro (Petrobras) obtenía el mismo volumen con 40 mil personas.

Además, había sobrecontratación de personal, o sea que algunos sólo subían a ser ayudantes de los ayudantes de los trabajadores, pero todos pagaban sus cuotas, y eso era parte de la corrupción del sindicato con los directivos de Pemex.

Incluso en Carmen, Kidnie de la Cruz tienen muchas personas que están comisionadas, es decir que no trabajan y sólo cobran, pero son sus lacayos y se encargan de extorsionar a los trabajadores, quienes buscan la manera de obtener contratos a bordo o en tierra, pero mediante cuotas ilegales.

Existe mucha presunción de todos estos casos dentro del sindicato petrolero, pero las autoridades se han negado a investigar a profundidad esta red de corrupción existente entre el sindicato y Pemex.

Reconoció que ahora el Gobierno Federal amarra las manos a los dirigentes petroleros para que ya no le sigan robando a sus trabajadores.

Ese tres por ciento por contratos y las cuotas sindicales, ahora irán a un fondo federal que podrá ser auditado por la Federación.

Noticia anterior

Rebasó su meta Seguro Popular

Siguiente noticia

Colocan piedras en vía para asaltar a choferes